AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

Ajedrez, pasión y misterio - Curiel Sánchez José Daniel

Por Juan Cervera Sanchís - 9 de Julio, 2011, 9:58, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

Por Juan Cervera Sanchís

José Daniel Curiel Sánchez, nacido en la ciudad de México el año 1970, ingeniero en computación por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), se sintió atraído desde niño por el juego del ajedrez y, como bien sabemos, una vez que el cerebro humano se enamora, es decir, es cautivado por el misterio del ajedrez, ya nunca jamás puede, mientras vive, piensa, razona, inventa y descubre, divorciarse de él. Entre el ajedrecista y el ajedrez no hay separación posible. El matrimonio que se da entre el juego y el jugador de ajedrez es eterno y jamás ningún otro juego podrá interponerse entre ellos.

Curiel Sánchez, quien ejerce como ingeniero en computación es también un muy apreciado maestro de ajedrez. En nuestro encuentro con él lo primero que se nos ocurrió preguntarle fue:

- ¿Qué es realmente el ajedrez para usted?

- Parafraseando a Robert Fischer, quien dice que “el ajedrez no es como la vida misma, sino que es la misma vida”, uno, al observar el ambiente en los torneos, los retos a donde nos lleva, las derrotas en donde tanto se aprende,  advierte que detrás de todo esto siempre encontramos sorpresas, pues el mundo del ajedrez es en sí una sorpresa interminable.

- ¿Cómo fue que se inició en el juego?

- En el seno de la familia. A la edad de 7 años aprendí a mover las piezas. A los 12 la pasión por el ajedrez creció en mí de tal manera que empecé a buscar libros con el fin de desarrollar un mayor conocimiento del mismo.

- ¿Cuáles fueron los primeros libros de ajedrez que conoció?

- El primero fue Aperturas abiertas, de Ludek Pachman. Fue entonces cuando emocionado visité la Delegación Benito Juárez en la ciudad de México a fin de adentrarme a este asunto. Conocí ahí al maestro Jesús del Corro. Descubrí un libro: Psicología del jugador de ajedrez, de Rubén Fine. Este libro es el único que he leído dos veces.

- ¿Lo recomienda?

- Claro que sí.

- ¿En qué torneos ha participado usted?

- De acuerdo con mi edad en todos los selectivos del D.F., desde menores de 15 años y todos los respectivos nacionales, pero mi mayor satisfacción fue representar a México en Aguadilla, Puerto Rico.

- ¿Cuáles son los jugadores de su admiración en el nivel mundial?

- Mi admiración se centra en un solo jugador: A. Karpov.

- ¿Cuál es su labor como coordinador del taller de ajedrez en la Biblioteca de México?

- El director de la Biblioteca de México es el poeta Eduardo Lizalde, a quien como usted sabe, le gusta mucho el ajedrez. Nosotros como Taller nos desarrollamos dentro del Consejo de Cultura, que está bajo la tutela administrativa del licenciado Miguel García y la licenciada Beatriz del mismo apellido. El taller de ajedrez está bajo mi coordinación. Ha sido y es una experiencia muy importante, debido a que somos los primeros en México en relacionar la cultura a través del ajedrez en diferentes actividades, una labor de la cual nos sentimos muy orgullosos.

- ¿Qué tiempo lleva trabajando en la Biblioteca de México?

- Como coordinador llevo cinco años. Por las áreas del taller han pasado grandes maestros y, en la actualidad, contamos con Lenin Velásquez Toledo, Magda Guzmán y José Luis Vargas, que son excelentísimos.

- ¿Son gratuitas las clases?

- Así es. La Biblioteca de México se encuentra enfrente de La Plaza de la Ciudadela, a la salida del metro Balderas. Es muy fácil llegar. Las clases se dan los días sábados de 10:00 a.m. a 2:00 p.m. reitero: el taller no tiene ningún costo. Es gratis.

Cualquier persona interesada en aprender ajedrez puede venir a nuestras clases que se dan a puerta abierta.

- En estos cinco años, ingeniero Curiel, en que usted ha coordinado dicho taller ¿qué cantidad de ajedrecistas han pasado por el mismo?

- No lo sé, a ciencia cierta. Son demasiados. Creo, a ojo de buen cubero, que han pasado por nuestro taller, digamos que unos tres mil alumnos, más o menos.

- ¿Han salido alumnos destacados?

- Sí, muy destacados, es parte de nuestra satisfacción. En diferentes etapas han pasado por nuestro taller jugadores y maestros como Alejandro Albarrán, Benjamín Góngora y Lenin Velásquez, instructores que en su momento fueron alumnos del taller.

Actualmente debo destacar al niño Sergio Morales García, quien está jugando muy bien y pinta para gran campeón. Anote el nombre: Sergio Morales García.

- Anotado. ¿Qué tal el número de mujeres que quieren aprender a jugar ajedrez?

- Es curioso, apenas suman un cinco por ciento. Esto se debe a muchos factores.

Entre otros, el ambiente, que es muy competitivo y de muchos hombres, que se aíslan, totalmente concentrados en el tablero y la competencia. Algo que no va con la sensibilidad más comunicativa de la mujer. 

- ¿Qué de especial tiene ser maestro de ajedrez?

- ¡Caramba! Menuda pregunta. Yo me siento especialmente genial. Aprendo mucho de los alumnos. Se conoce a mucha gente y todo este mundo es mucho mejor que mover piezas.

- Que el ajedrez lo consuele y lo guíe por este mundo donde cada rato la vida nos de jaque mate y constantemente estamos iniciando una nueva partida.

- Eso es lo interesante, estar empezando siempre una nueva partida. El ayer no existe, es la confirmación de que únicamente existe el hoy.

 

Ajedrez, pasión y misterio - Cruz Flores Diego Ebelio

Por Juan Cervera Sanchís - 28 de Marzo, 2011, 6:11, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

Por Juan Cervera Sanchís

Lo primero que nos dijo Diego Ebelio Cruz Flores es que su nombre va con “b” de burro y no con “v” de vaca, lo que se nos hizo muy gracioso, sobre todo en un ajedrecista, ya que los hombres del ajedrez suelen ser muy serios, como estrategas naturales que son y de mentes muy precisas y concentradas en sí mismas.

Diego Ebelio, ampliamente conocido en el medio ajedrecístico como “El Chiapas” también los apodos se dan entre los ajedrecistas, vino al mundo en San Cristóbal de Las Casas, según nos dice, tiene memoria de elefante, el viernes 13 de noviembre de 1980, mientras recuerda sus paseos a un lugar llamado El Rizo de Oro, a tres horas, a pie, de San Cristóbal que él ha recorrido cientos de veces por puro gusto. “El Chiapas” es un hombre tan inteligente como pintoresco.

- Descubrí el ajedrez en la Secundaria Técnica número 80 cuando tenía 13 años de edad. Jugué con Josué Pérez, quien seis veces al hilo me dio el famoso jaque mate al pastor. Después entré en la Escuela de Comercio y Administración donde estudié información y administración.

- ¿Y el ajedrez?

- En San Cristóbal hay un Club de Ajedrez que lleva el nombre de la ciudad, donde se respira, se come, y hasta se duerme ajedrez.

En este club se juegan constantemente torneos. Fue ahí donde descubrí  los primeros libros sobre el juego. Recuerdo uno en que se trataba el tema de las máquinas, computadoras que juegan ajedrez contra hombres. Leyendo ese libro me interesé en una partida jugada por el terrible Víctor Korchnoi. Así aprendí el lenguaje algebraico y descriptivo. Conocí también a los mejores jugadores que tenemos en Chiapas.

- ¿Quiénes son ellos?

- José Sánchez, Gabriel Salinas. El primero tiene una victoria sobre el Maestro Juan Carlos González.

- ¿Cómo sigue preparándose Diego Ebelio para continuar su crecimiento como ajedrecista?

- Desde que radico en la ciudad de México estudio seis horas diarias todo lo relacionado con el ajedrez, que es la pasión de mi vida, porque el ajedrez es una lúcida, hiperlúcida diría yo, pasión. Una pasión matemática, estratégica y hasta mística e iluminada.

Por el ajedrez he dejado de ir a fiestas y actividades propias de un joven. He participado en muchos torneos. Soy un autodidacta.

Pienso que en Chiapas hace falta abrir más espacios para el ajedrez; también en todo México. Necesitamos buenos entrenadores y activar mucho más la promoción. Para el ajedrez de Chiapas ha sido muy positivo que allí hayan ido a jugar profesionales como el maestro Juan Carlos González y el maestro internacional José González.

- Sabemos que eres un excelente jugador de blitz, ¿qué es para ti el juego rápido?

- El blitz para mí es un orgasmo, jugando blitz me sube la adrenalina y me concentro más que en una partida normal. Aspiro a ser en el futuro el jugador más rápido de México dentro de las modalidades de blitz.

- ¿Qué modalidades son ésas?

- Partidas de cinco, tres, dos y un minuto. Yo soy jugador de todas las modalidades, desde partida tradicional, activos de treinta minutos, a la ciega, sin ver el tablero, y todos los blitz.

- ¿Te has enfrentado a jugadores de primer nivel?

- Sí, he jugado con jugadores fuertes mexicanos, como son los maestros internacionales: Alberto Escobedo, Guil Russek, Raúl Ocampo, Denis Verduga, Roberto Navarro, jugadores de primera, Uriel Capo, Guillermo Domínguez, el argentino Pietronave y Akira Watanabe, japonés, entre otros.

- ¿Qué piensas que se necesita para ser jugador de ajedrez?

- Se debe tener sangre fría, control del sistema nervioso, un altísimo nivel de concentración, jugar a la ciega, por lo menos con un tablero, y una gran velocidad mental.

Por ejemplo, yo, antes de iniciar un juego pongo mi mente en blanco, tomo el ritmo de la modalidad y analizo las jugadas en el tablero y cada movimiento. Mi cerebro lo almacena todo, lo retengo. Profundizo en la posición. En el blitz es lo mismo, pero más rápido.

Pienso que soy una locomotora y lo proceso a una velocidad mayor. Todo este trabajo cerebral representa un orden que me ayuda a formar mi carácter. Jugar una partida siempre es un reto.

- ¿Cuál es tu rating?

 - Es de 1939 dado los pocos torneos que se juegan en México, pero en el Club Mercenarios tengo un rating de 2055. Los jugadores que mencioné anteriormente y con los que me he enfrentado tienen un rating de más de 2100, y a todos les he ganado partidas.

- ¿Cómo visualizas tu futuro en el ajedrez?

- Quiero ser la locomotora de Chiapas. El más rápido jugador de México.

- Para terminar, una pregunta intempestiva. ¿Tú crees que el subcomandante Marcos juega ajedrez?

- Sí juega.

- ¿Crees que sea jugador de estrategia o táctico?

- Es táctico. La estrategia es otra cosa.

Y aquí pusimos término a nuestra conversación con Diego Ebelio cruz Flores, “El Chiapas”. 


Ajedrez, pasión y misterio - Cancino Herrera Ramón

Por Juan Cervera Sanchís - 2 de Febrero, 2011, 18:36, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

- Pienso en el ajedrez, nos dice Ramón Cancino Herrera, a futuro. Me gustaría que en México se pudiera implementar un plan en los niveles de secundaria y medio superior con el fin de que los jóvenes dispongan de espacios adecuados para desarrollarse ajedrecísticamente.

- ¿Qué tal el nivel ajedrecístico entre nuestros jóvenes?

- No propiamente entre los jóvenes. El nivel del ajedrez en México es desafortunadamente bajo. Eso me molesta.

- ¿Qué se puede hacer para elevar ese nivel?

- Mucho. Habría que empezar por desarrollar proyectos en la materia que ayuden a la formación de los jóvenes. El ajedrez es una herramienta básica en el proceso educativo.

- ¿Qué está haciendo Cancino Herrera a favor de la divulgación del ajedrez?

- Procuro, paralelamente a mi actividad laboral, enseñar ajedrez donde quiera que voy. En mi actual trabajo impulso el juego.

- ¿En qué trabaja?

- Soy licenciado en turismo. Actualmente trabajo para doña Mónica Patiño, del grupo de restaurantes La Taberna de León y M.p. Cafés Bistro,  a quien hemos solicitado permiso para organizar el próximo año un torneo. Yo apoyo a mis compañeros en la enseñanza.  Hemos logrado interesar al gerente general,  Tenoch Rubierosa, quien de vez en cuando participa con nosotros.

- ¿Qué relación hay entre el ajedrez y el turismo?

- ¡Uff! Entre las personas que nos visitan por motivos turísticos me suelo encontrar con jugadores de respetable nivel que, a veces, buscan con quién jugar una partida y dicen que en este país no siempre encuentran rival. Observando esto, José Juan Escamilla, un buen jugador y amigo mío, interesado como yo en el juego de ajedrez y el turismo,  estamos trabajando en el desarrollo de un club de ajedrez en el Centro Histórico para invitar a los turistas que nos visiten y recorran la zona. Claro, un club con la imagen, la calidad y la atención que aquellos que nos visitan se merecen.

- Ojalá que muy pronto sea una realidad.

- Eso esperamos. En ello estamos trabajando con la mayor seriedad.

- ¿Cómo se inicia en el ajedrez Ramón Cancino Herrera?

- En la primaria. Un profesor de apellido Reyes, no recuerdo su nombre, en la Escuela  Revolución, fue quien  me enseñó  a mover las piezas. Allí  había  compañeros  mayores de 14 años. 

Yo apenas tenia 11. Era de los más pequeños. El profesor Reyes organizó un torneo. Llegamos a cuartos de semifinales. Desde entonces se despertó mi pasión por el ajedrez.  En lugar de un balón de fútbol me compré un tablero y mis primeros libros de ajedrez. A los trece años ya pude ganarle a mi tío José Luis Herrera, que trabajaba en el departamento de antropología, especialidad en fósiles, en la UNAM.

- ¿Después?

- Ya en la secundaria comencé a organizar torneos con el profesor de educación física, del que recuerdo que se llamaba Adrián. Esto fue en la secundaria Sor Juana Inés de la Cruz núm. 6. Ahí solía ganar todos los torneos, pero entonces todavía no conocía el verdadero mundo del ajedrez en México. No sabía tan siquiera lo que era un rating.

- ¿Cuál es el rating de Cancino Herrera?

- Actualmente, que no juego mucho, tengo un rating de 2015 y a lo máximo que he llegado ha sido 2110.

- ¿Quiénes son sus jugadores favoritos?

- Kaspárov, Anand, Kramnik y el mexicano Gilberto Hernández.

- ¿Cómo fue conociendo el verdadero mundo del ajedrez?

- A partir de que llegué a Bachilleres núm. 4, que está en Taxqueña. Ahí conocí a José Juan Escamilla, Luis Rodríguez de Bachilleres núm. 3 y a Lenin Velázquez de Bachilleres núm. 2. La convocatoria en el nivel colegio la gané yo y los interbachilleres los ganó el amigo Lenin. Esto fue en 1991. Recuerdo con claridad al bibliotecario Jorge Carbajal, de bachilleres núm. 4. Él era quien organizaba todo y nos permitía sacar fotocopias de los libros de ajedrez. El ajedrez consiguió que nos hiciéramos todos muy buenos amigos.

- ¿Luego?

- Fuimos a la Biblioteca de México, donde por esos entonces el ingeniero Antonio Galán enseñaba todos los sábados. Ahí nos inscribimos y empezamos a conocer a personas muy interesantes, del medio del ajedrez. Nos organizamos y llegamos a competir en un match con jugadores experimentados del club de ajedrez “La Cabaña” en la delegación Benito Juárez. Nosotros representando a la Biblioteca de México. Estuvimos integrados por Alejandro Albarrán, Lenin Velázquez, José Juan Escamilla, Ricardo Zambrano y yo.

- ¿Cómo les fue?

- ¡Ganamos! A partir de entonces nos llegaron invitaciones para jugar en diferentes torneos. Me gustó mucho el ambiente de los torneos. El último torneo, donde estuve como observador, fue en la Copa  de  México 2002  que tuvo como escenario el Salón Normal en Amado Nervo. 

Aquello parecía un funeral. La participación fue muy reducida. Vi allí a varios coyotes, ajedrecistas que siguen igual, ganando más por mañas que por inteligencia a los jóvenes inexpertos. Era patético, como si los años no hubiesen pasado por el ajedrez mexicano. A la entrada del salón había dibujada en una cartulina una torre horrible, lo mismo que al salir del metro Normal: una cartulina con una flecha toda chambona anunciando: “Torneo de Ajedrez” ¡Por favor!, estamos en el siglo XXI. Toda una desorganización y una pésima imagen para nuestro ajedrez. Al público nuevo del ajedrez con estas cosas lo alejan del medio. Cosas así deprimen y asustan antes que acercar nuevos adeptos. El ajedrez no se merece eso. El ajedrez merece ser apoyado de corazón, con pasión verdadera y un gran respeto. Últimamente han desaparecido muchos torneos y con ellos muchas esperanzas de encontrar y generar nuevos valores en esta disciplina. Una pena. Ojalá algún día entre nosotros lleguemos a promover el ajedrez y el turismo como se hace en España, digno ejemplo a seguir en ambos terrenos. En España se organizan torneos cada mes por lo que están activos todo el año. Ésa es la norma que deberíamos implantar aquí si aspiramos a un desarrollo ajedrecístico de alto nivel en  todos los sentidos.


Ajedrez, pasión y misterio - Calderón Gómez Cyntia

Por Juan Cervera Sanchís - 10 de Noviembre, 2010, 23:38, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

 

Visitamos la escuela Colegio Gentry. Se trata de un jardín de niños y primaria donde la enseñanza del ajedrez es básica. Ahí platicamos con la profesora Cyntia Calderón Gómez, nieta del notable don Miguel Gregorio Calderón Vargas, autor del libro Teoría y doctrina del ajedrez, compendio razonado de los principios fundamentales del juego. Don Miguel Gregorio nos legó otros interesantes libros, como Remembranzas y pensamientos y Aventuras de la vida real. Nacido en Teposcolula, Oaxaca, el 17 de noviembre de 1885, dejó de existir en la ciudad de México el 21 de septiembre de 1980.  Fue autor de la célebre frase que dice: "Tuvo una feliz vejez porque jugaba ajedrez."

Su nieta Cyntia ha heredado de él, por igual, su inteligencia y su sensibilidad. Es por ello que le apasiona la enseñanza del ajedrez. Al recibirnos en su despacho de la escuela "Gentry" le preguntamos:

- ¿Cuándo se fundo la escuela?

- El Colegio Gentry se fundó en la colonia Nápoles en el año 1988.

- ¿Cómo surge la idea de impartir el taller de ajedrez tanto en el kínder como en la primaria?

- La idea nació con el fin de desarrollar en nuestros alumnos, desde temprana edad, una mente capaz de pensar y razonar dentro de los cauces de la lógica. Por ello el juego del ajedrez nos pareció fundamental.

- ¿Cree usted que el juego del ajedrez es ideal para que los niños y los jóvenes desarrollen una mente lógica?

- Al margen de lo que yo crea o deje de creer, así es. Hilar una jugada con otra hasta hacer un plan, evidentemente cruza por lineamientos lógicos. En la vida adulta uno de nuestros grandes y comunes problemas es que solemos darle muchas vueltas a las cosas, cuando la solución no era tan difícil y estaba tan cerca. En este sentido la función del juego es ayudar a los niños, a los jóvenes y a cualquier persona, sin importar su edad, a desenvolverse con más seguridad en cualquier ámbito de su vida, partiendo de que practican este juego y aprenden en el pequeño laboratorio del tablero a solucionar problemas y a desarrollar estrategias adecuadas a esta solución. Es lógico pensar que si la practica regular de ese pensamiento se repite, se logra incrementar el poder de atención y concentración. Esto en cualquier estudiante es básico para el óptimo desempeño académico.

- ¿Qué le parece a usted el método de "Cuenta el Cuento de Ajedrez" de Fernando Emilio Saavedra, para introducir a los niños a este juego?

- Pienso que el cuento en sí ya es una muy buena estrategia para interesar a los alumnos pequeños en el ajedrez.

Cuando el ajedrez es presentado como un juego divertido y la experiencia del juego es agradable, el alumno ineludiblemente se sentirá motivado e iniciará de buen gusto el aprendizaje. A los niños les encantan los juegos vivenciales y el ser parte del juego presentado por el método del profesor Saavedra resulta, de hecho, muy positivo para mejorar esa actitud, por lo que sin darse cuenta aprenden a jugarlo.

- ¿Cree usted que los niños son motivados para la práctica del ajedrez en México?

- En nuestra escuela sí. Nosotros hemos notado que mientras más entienden el juego mayor es la motivación y más se inclinan a su práctica, pues de inmediato se despierta en ellos un saludable sentido de la competencia.

- ¿Usted prefiere que los alumnos aprendan ajedrez de competencia o recreativo?

- En primer término el alumno debe disfrutar el juego y aprender a razonar las jugadas desarrollando sus propias estrategias. Esto incrementará su capacidad de atención  y concentración, al mismo tiempo que descubrirá el placer que provoca una partida de ajedrez. Posteriormente, si así le place, ya se podrá pensar que participen en torneos y compitan a más altos niveles. Eso lo determina el proceso mismo de aprendizaje y no exclusivamente un profesor. Claro que debemos construir siempre un ambiente favorable para el mejor desarrollo, al menos eso es lo que a mi me ha demostrado la labor pedagógica.

- ¿Cree usted que el ajedrez en México se pueda implementar en los niveles preescolar y de primaria?

- Sería ideal. Los alumnos desde muy pequeños están dotados para aprender el juego, siempre y cuando se les presente de manera que a ellos les parezca entretenido, divertido, interesante. Las clases deben ser siempre agradables y emocionantes para mantener en alto el interés del niño.

- ¿Hay en México otros colegios como éste donde impartan talleres de ajedrez?

- Desgraciadamente no. Al menos yo no tengo noticias de otras escuelas similares  a la nuestra.

- ¿Piensa usted que el ajedrez lo que necesita es ser promovido de manera sistemática en todas las escuelas del país?

- Sería muy positivo que así se determinará. Les haríamos un gran bien a nuestros niños y ello redundaría en beneficios para el país. Mujeres y hombres con mentes más racionales y lógicas, con proyección hacia el mediano y largo plazo, son los que necesitamos. 

Improvisamos demasiado y planeamos muy poco y mal. Es lamentable que los mexicanos no tengamos una cultura del ajedrez. Pienso que todavía en nuestro país el porcentaje de las personas que conocen y juegan ordinariamente este juego es muy pequeño.

- ¿Qué nos dice, sobre el libro que escribió su abuelo, el licenciado Miguel Gregorio Calderón, sobre el ajedrez?

- Mi abuelo aprendió a jugar ajedrez siendo ya una persona adulta. No obstante, su interés fue tan grande, que se convirtió en un estudioso del juego.  Su obra fue el resultado de la emoción que le producía compartir los conocimientos que adquirió jugando el ajedrez y leyendo infinidad de textos en torno al juego; que sintetizó en su libro para que no murieran con él. Gracias al ajedrez, mi adorado abuelo, mantuvo alerta su mente privilegiada hasta el último día de su vida. Compartió sus conocimientos con sus hijos, sus nietos y sus amigos y pasó horas desarrollando nuevas estrategias de juego. No cabe duda que el ajedrez, en todas las edades, y para todas las edades, es el juego de juegos, para que la mente se mantenga muy alerta.

 

VISITA
chistes x Kilos
Cortesía del Proyecto Cultural Chobojos

Ajedrez, pasión y misterio - Báez Saldívar Rubén

Por Juan Cervera Sanchís - 16 de Mayo, 2010, 13:25, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO


Ajedrecista de altos vueltos, el amigo Rubén Báez nos dice que el ajedrez es un misterio que, como tal, se enreda en una invisible trampa con otros importantes oficios de la existencia. Ha visto en el juego una piedra de toque para forjar su espíritu, delinear su vida hacia el hermoso equilibrio que acusan las formas geométricas a la sombra del Todo.

El ajedrez para él es un juego, pero uno que, fundamentalmente, no tiene igual.

- ¿Quién le enseñó a jugar ajedrez?

- Aprendí a jugar ajedrez en Bogotá, Colombia, cuando tenía 11 años de edad.

- ¿Cómo? ¿No es usted mexicano de nacimiento?

- Soy mexicano de nacimiento a mucha honra. Vine al mundo el 8 de febrero de 1961, pero como mi papá era técnico de aviación, con frecuencia viajábamos con él. En un viaje a Colombia, en que nos llevó a mi hermano Beto y a mí, siendo época de Navidad, unos amigos nos obsequiaron un ajedrez. Recuerdo que estábamos parando en la Residencia Nirvana, que se encuentra en el mero centro de Bogotá. Allí mi papá me enseñó a mover las piezas. Desde aquel día vivo enamorado e intrigado por el misterio del ajedrez. Poco después, ya de vuelta a México, estando en la secundaria conocí una escuela de ajedrez que dirigía el ingeniero Alfonso Ferriz: la Escuela Nacional de Ajedrez.- ¿Qué maestros, recuerda?

- Fundamentalmente recuerdo al maestro Humberto Morales, que por cierto nos hablaba mal de la defensa siciliana. Lo interesante de él fue que nos enseñó muy concienzudamente finales de peones. Desde luego la teoría del cuadrado del peón, porque se va viendo la belleza geométrica que tiene el tablero y que no todos los ajedrecistas lo ven.

- Aparte de la geometría en movimiento y la matemática pura que hay en el ajedrez, ¿qué de poético existe en el juego?

- Yo creo que el ajedrez tiene una gran fuerza poética. El puro juego en sí ya tiene elementos poéticos. Por ejemplo, en la configuración de las piezas se ve el desarrollo de los conceptos del diseño artístico. Hay piezas de marfil que se tallaron en la India. Existe un ajedrez de la Edad Media hecho en Islandia con colmillos de morsa. Tenemos los que se hacen en México. El tradicional de ónix que se hace en Oaxaca, entre otros, con motivos prehispánicos. Son una belleza.

 - Se habla del ajedrez como uno de los grandes e indescifrables misterios de cuantos desafían al hombre. ¿Qué nos dice usted del misterio del ajedrez?

- Uno de sus encantos es que no acabamos de descubrir su secreto. Además, el ajedrez, como si tuviera vida propia, nos va descubriendo a nosotros mismos.

- ¿Qué ha descubierto Rubén Báez Saldívar de sí mismo a través del ajedrez?

- Me ha llegado a descubrir momentos impulsivos, como cuando uno inicia un ataque prematuro que obviamente fracasa. Entonces aprende uno a controlar sus impulsos. Me ha enseñado a no subestimar al contrario. A respetar a todos los contrincantes, y desde luego a no subestimarme a mí mismo.

- ¿Recuerda alguna partida suya en especial?

- Sí, fue en el Campeonato Nacional Abierto de hace tres años. Jugué contra el maestro Rafael Baltazar. Hay que decir que él tiene 2100 puntos de rating. Y logré ganarle, y es que con el maestro Baltazar siempre me había intimidado.

- ¿Qué ha sido y es el ajedrez para usted?

- El ajedrez me ha dado muchas alegrías. Entre esas alegrías está la de haber hecho grandes amistades. Uno de mis grandes amigos, gracias al juego de ajedrez, es el maestro Akira Watanabe, quien ha sido campeón del Japón.

- ¿Qué tiene que decirnos como promotor e instructor del juego de ajedrez?

- Yo tengo un doble criterio para dar clases. Si hay una institución popular que me solicita que vaya a dar clases las doy gratis, si se trata de una institución particular y con medios, cobro.

- Retomando el punto poético del ajedrez. ¿Qué más añadiría a lo dicho?

- Yo he escrito algunos poemas inspirados en el vasto océano ajedrecístico, que he publicado en el boletín de ajedrez editado por el maestro Willy de Winter. La poesía y el ajedrez están muy próximos entre sí, como todos los grandes misterios.

- ¿Quiénes son hoy por hoy los grandes maestros de ajedrez en México?

- El máximo jugador para mí de México hoy es Gilberto Hernández, y del pasado admiro al genial Carlos Torre Repetto, ya fallecido.

- ¿Qué posibilidades advierte para las nuevas generaciones de ajedrecistas mexicanos?

- Desde luego hay un gran potencial y yo tengo una gran admiración por los que en nuestro país están trabajando con los niños, como son Fernando Emilio Saavedra y Mario Jaime Alarid. El potencial está ahí, pero las autoridades no están haciendo lo suficiente para promover el ajedrez entre las nuevas generaciones.

 

Ajedrez, pasión y msterio - Álvarez Morales Jaime

Por Juan Cervera Sanchís - 2 de Mayo, 2010, 1:48, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO


Por Juan Cervera Sanchís

Nacido en Guadalajara, Jalisco, Jaque Mate debutó como luchador el 12 de abril de 1987 en Monterrey. Tuvo muchos maestros, pero él sólo reconoce a uno: Cochíse. El año de su debut, en la ciudad de México, obtuvo el título de Campeón de Peso Completo del D.F. al derrotar al As Charro. En su familia nunca hubo luchadores. Él se sintió atraído por la lucha después de que unos amigos lo invitaron a ir a la arena y vio luchar al majestuoso Ángel Blanco:

- Era una maravilla de luchador, nos recuerda. Lo vi luchar y soñé en emularlo.

También me provocaron admiración el Doctor Wagner, César Valentino, René Guajardo…

Aunque ninguno me llegó a impresionar como el Ángel Blanco.

Todo un prototipo de luchador.

- ¿Sientes que tú has llegado a su altura?

Eso es algo que únicamente podrá decirlo la gente. Sí te puedo decir que gracias a la lucha libre he encontrado un lugar en la vida por encima de lo que yo esperaba, lo que es muy satisfactorio para mí. Yo siempre quise ser algo en la vida y por obra y gracias de la lucha libre creo serlo.

-¿Por qué Jaque Mate?

- Por mi devoción al juego de ajedrez, que es el juego más inteligente de cuantos se juegan en nuestro mundo.

- ¿De dónde te viene ese culto al ajedrez?

- Desde niño lo vi jugar en mi casa y yo mismo lo jugué desde pequeño. Fui tan buen jugador de ajedrez que acabé ganándole a mi padre y dos hermanos mayores, que fueron los que me iniciaron en el juego. Curiosamente al poco de enseñarme a mover las piezas les gané. ¿Y qué crees?

- Dime.

- Que ganarles me creó problemas con ellos. Sentí que empezaron a verme feo. Eso en familia. ¿Te imaginas? El ajedrez es un juego tan apasionante que absorbe y nadie quiere perder. Menos mi padre y mis hermanos que se sentían mejores jugadores que yo por ser más veteranos en el juego. Con decirte que opté por no volver a jugar con ellos para evitar problemas. Por otra parte ellos se reían de mí cuando les decía que quería ser luchador.

- Vaya, ¿y ahora?

- Están muy contentos con tener un hijo y un hermano que es campeón.

-¿Aplicas tácticas ajedrecísticas en el cuadrilátero?

- En cierta manera. El ring es el tablero, pero el ajedrez y la lucha son deportes y juegos muy diferentes. Sí, siento que el ajedrez está en el fondo de toda actividad humana.

El ajedrez sí es el juego del hombre, no el fútbol, como inventó Ángel Fernández.

En el ajedrez hay que usar por sobre todo el cerebro, en la lucha hay que usar también el cerebro y el cuerpo entero.

- ¿Por qué rudo?

- Porque considero que los técnicos son unos hipócritas. Los veo falsos. Todo lo contrario de los rudos a los que siempre he sentido muy auténticos.

- ¿Qué busca Jaque Mate en la lucha?

- Busco el jaque mate, es decir la victoria, pues no hay nada comparable al sabor del triunfo. Busco el reconocimiento, no el halago. Me molesta la complacencia de los técnicos que a cada rato miran al público y les piden aplausos. Eso no me agrada. La religión de los rudos es como la de los soldados de Esparta en la antigua Grecia: se basa, antes que nada, en el dominio de sí mismo y del dolor.

- ¿Crees entonces que los rudos son mejores que los técnicos?

- No  precisamente. Hay excelentes luchadores técnicos. El buen luchador no lo es porque sea rudo o técnico. Sí advierto un extraño fenómeno.

- ¿Qué extraño fenómeno es ése?

- Hoy en la lucha vemos que la mayoría de los grandes campeones son rudos. Por algo será, imagino yo. Los rudos estamos en un gran momento. Eso es indudable.

- ¿Qué es la fama para Jaque Mate?

- El único licor que al primer sorbo te marea.

- ¿Ha mareado a Jaque Mate?

- De ninguna manera. Estoy consciente de que lo importante es crecer como ser humano.

- ¿De no haber sido luchador qué te hubiera gustado ser?

 - Un gran campeón e ajedrez.

- ¿Cómo cuál?

- Admiro a muchos grandes ajedrecistas. Entre ellos a Capablanca, Fischer y Alekhine, y al maestro compatriota Carlos Torre Repetto.

- ¿Tu llave favorita?

- La quebradora de espalda.

- No me digas; Jaque al rey.

- Ja, ja, ja…

 

Ajedrez, pasión y misterio - Álvarez González Germán

Por Juan Cervera Sanchís - 15 de Marzo, 2010, 17:30, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

Por Juan Cervera Sanchís

El doctor en Psicología Germán Álvarez González es un apasionado y estudioso del ajedrez. Ha sido Campeón Universitario de Ajedrez –UNAM- en los torneos de 1994 y 2001. Lo visitamos en su consultorio. Malinzín 169, Coyoacán. No en busca de su sabio consejo profesional como destacado psicólogo, sino con el deliberado propósito de hablar de ajedrez.

-Descubrí el ajedrez, nos relata, a la edad de 4 años y fue mi padre, el doctor Germán Álvarez Díaz de León quien me enseñó a mover las piezas, pues mi madre, Alicia González, doctora en economía, consideraba el juego como un derroche de tiempo.

Quizás por aquello de que el tiempo es oro. Posteriormente, ya en la primaria "Emilio Abreu Gómez", y después durante la preparatoria en el CCH, había talleres donde se enseñaba a jugar ajedrez, mi interés por el juego fue creciendo más y más…

-¿Cuál fue el primer libro de ajedrez que leyó?

-El titulado ¿Por qué pierde usted en el ajedrez?, de Fred Reinfield, Editorial Bruguera. Fue una revelación para mí.

-¿Cree usted, a estas alturas, que el ajedrez sea una enfermedad?

-Yo creo que toda pasión es una enfermedad porque se convierte en una idea fija.

En el ajedrez se vuelve uno un esclavo de lo deseado. El deseo es empezar siempre un juego nuevo. En el ajedrez no hay una derrota irreversible. El placer del juego no es el resultado sino la posibilidad de reconocer que hay otro que siempre nos vence; y que ese otro después de todo es uno mismo.

-¿Tan fantástico es el virus del ajedrez que el gran jugador inventa a su contrario para vencerse a sí mismo?

-¡Es más grave aún cuando uno se da cuenta de que el otro está inventándolo a uno!

-Doctor, ¿trata usted de volverme loco a mí y de paso a mis lectores con sus teorías del juego del ajedrez? ¿Qué Diablo, o qué Dios es el juego del ajedrez?

-Es una cuestión de honor. Uno debe de seguir jugando porque de lo contrario se convierte en una de las piezas manipuladas por algún otro jugador. Ése es el problema. Uno no puede renunciar, porque no hay nada más aborrecible para la voluntad que un juego en el cual uno no pone las reglas.

Me invita usted a pensar en alcohólicos y neuróticos anónimos. ¿No ha pensado usted en la creación de ajedrecistas anónimos para poder liberar a los obsesivos del ajedrez a que dejen definitivamente el juego?

-No es posible que se pueda crear una sociedad de ajedrecistas anónimos para curar a ningún jugador de ajedrez de su enfermedad, dado que el ajedrecista es el único enfermo con honor para poder aceptar que, aunque su placer es una causa perdida, aún pueda ganarla. Una de las causas por la que funcionan los grupos anónimos ya sea de alcohólicos o de neuróticos, es porque la gente que acude a ellos puede aceptar su derrota ante un poder superior, y el ajedrecista siempre espera jugar otra partida antes de inclinar su rey.

-Pongamos los ojos en el tablero, ¿cómo ve usted el nivel ajedrecístico en México?

-En México no existe una cultura ajedrecística que se inculque desde una temprana edad. Los ajedrecistas mexicanos, en línea generales, sólo están inclinados al aspecto competitivo, por lo que desprecian la dimensión estética del ajedrez.

-Háblenos de la dimensión estética del ajedrez.

-Es una dimensión paradójica, ya que las reglas son simples y los movimientos de las piezas limitados, pero las posibilidades son muy numerosas, por lo cual se tiene la sensación del asombro ante lo inesperado y maravilloso de las alternativas del juego.

-¿De qué le sirve al doctor en Psicología el ajedrez y en qué le sirve al Ajedrecista el conocimiento de la psicología?

-Como psicólogo concibo a los seres humanos representando papeles, al igual que una pieza de ajedrez, pero que cambian las circunstancias de su actuación dependiendo de su relación con las otras. Como ajedrecista la psicología es fundamental ya que uno se opone a las intenciones de un adversario, pero en realidad uno lucha, sobre todo, con sus propios abismos.

-¿Cómo ser humano ha terminado alguna vez odiando a aquellos contrarios que le dieron jaque mate o, por el contrario, despreciando a quien usted derrotó?

-A cada momento, como ser humano, he odiado a aquellos que no he podido vencer y, al vencido por mí, desvalorizándolo. Aunque creo, como consuelo, que al que le gané es un jugador supremo ¡y el que me venció es un tipo con suerte!

-¿Cree usted que el ajedrez, al margen de cuanto se ha dicho en relación con que es el más científico e inteligente de los juegos, en realidad es el más humano de todos los juegos que existen, con excepción de la vida misma, naturalmente?

-Sí, porque su seducción radica en que aunque es perfectamente inútil es absolutamente incurable.

-Doy por sabido, doctor, que usted, como cualquier desgraciado ser humano, se ha enamorado alguna vez, ¿qué relación hay entre la alucinación y el espejismo de eso que llamamos amor y el ajedrez?

-Que los enamorados y los jugadores de ajedrez juegan en realidad para perder aunque crean lo contrario.

-¿Piensa usted que el ajedrez, como la vida misma, es una gran falacia?

-Sí, el ajedrez es una gran mentira necesaria.

-¿Cómo ajedrecista y psicólogo cree posible que exista la verdad?

-¡La verdad es un juego inventado por lo griegos que también jugaban ajedrez!

-De acuerdo. Saque usted el tablero y juguemos, aunque de antemano, para su placer o su disgusto, me doy por vencido, con lo que al menos me libero de su odio, aunque no del humo de su cigarrillo. ¿Qué nos dice del ajedrez como espectáculo?

-Sería mucho más intenso que otros espectáculos por la cantidad de energía mental que se puede disfrutar sin ninguna clase de presión. Sí, recomiendo la partida de ajedrez como espectáculo. Es un inigualable espectáculo dramático. Lo veo como una gran tragedia. Si, es recomendable. Van a sufrir, pero no podrán dejar de verla.  

 

Ajedrez, pasión y misterio - Alducín Benítez Adolfo

Por Juan Cervera Sanchís - 14 de Febrero, 2010, 10:05, Categoría: AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

Por Juan Cervera Sanchís

 

Adolfo Alducín Benítez, Palmar de Bravo, estado de Puebla, 3 de abril de 1931, nos dice que él se aficionó a jugar ajedrez en Veracruz, cuando fue chofer del gobernador don Marco Antonio Muñoz en 1954. Más tarde, en la ciudad de México, siendo chofer del entonces tesorero de hacienda, don Manuel S. Rodríguez, dedicó sus horas libres al ajedrez y de vuelta a Veracruz, siendo chofer de don Juan Troncazo Perea, hasta que éste falleció, el ajedrez no le permitió aburrirse jamás.

- Aprendí a jugar, nos relata, con el sargento Vicente García. Compré un ajedrez de plástico, que me costó diez pesos, y ahí jugaba. Luego me convertí en constructor de mesas de ajedrez que vendía a militares que practicaban el juego. Todo esto me llevó a leer libros de ajedrez que me ayudaron a mejorar mi juego. De nuevo en la ciudad de México conocí el Club Chapultepec, la Casa del Lago, el Café del Hospital Dalinde y el billar Metropolitano. Ahí jugué mucho con el piloto aviador Jaime Alvarado García, que siempre me ganaba, y así hasta que le gané y ya nunca más quiso jugar conmigo aduciendo que no tenía tiempo.

- ¿Qué es el ajedrez para usted?

- El ajedrez es una terapia. Durante algún tiempo fue gran competencia. Tras mi problema cardíaco logré controlarme. Ya no juego con reloj. Ya no me acelero ni me enojo. Sencillamente disfruto el juego.

- ¿Qué recuerda de su infancia y adolescencia?

- Fueron tiempos duros. A los 7 años de edad perdí a mi padre. Éramos cinco hermanos, pero bajo la guía de mi madre salimos adelante. Yo desde chico trabajaba de día y estudiaba de noche. Un día en que iba cargando un cántaro de quince litros, un señor de nombre Miguel Juárez Bautista, me propuso que aprendiera un oficio. Le hice caso y aprendí el oficio de carpintero. El maestro Miguel Negrete me enseño a hacer guitarras. A los 13 años de edad elaboré mi primera guitarra, lo que me produjo una gran alegría.

- ¿Cómo fue que dejó de construir guitarras y se metió a chofer?

- Por necesidad, pero aunque hacía de chofer yo nunca dejé de hacer guitarras. Llevo sesenta años fabricando guitarras y otros instrumentos musicales.

- Sabemos que también enseña ajedrez.

- Sí, a nivel familiar y de amigos. Creo que a lo largo de mi vida he enseñado a jugar ajedrez a más personas que guitarras he construido, que ya es decir. El ajedrez despeja la mente y cautiva la inteligencia. Me acuerdo que un día diseñé un ajedrez enano hecho de madera, como detalle simpático y creativo. La guitarra y el ajedrez son dos terapias excelentes para cualquier persona inquieta.

- ¿Toca la guitarra?

- Tengo mis amoríos con las cuerdas. El oficio me exige, desde seleccionar el material, conocer el brazo de la guitarra, ensamblar la tapa, poner la boquilla, hacer puntuaciones y, por supuesto, afinar. Estoy a años luz de ser un Paco de Lucía, pero me dejo escuchar y, sobre todo, me oigo a mí mismo y es un gozo espiritual. La música es la música.

- ¿El ajedrez es música?

- Sí, como la de las esferas de las que habla Platón, y la de la Tierra, que también emite una música que nuestros oídos no perciben, pero que ahí está como un murmullo arrobador. En mitad del silencio de la partida, y los movimientos de las piezas, las inteligencias perceptivas pueden escuchas la música del ajedrez.

Cada partida de ajedrez es una original e irrepetible sinfonía. Las hay mayores y menores, como en todos los órdenes, pero la música del ajedrez ahí está, la escuchen o no los jugadores o los espectadores de la partida.

- Fantástico, don Adolfo.

- No, nada de fantástico. Es muy real lo que le estoy diciendo. El ajedrez es música interior, vibración cósmica, para terapia, que alerta las partes más dormidas de la vida.

- ¿Sus ajedrecistas?

- Para mí fue algo muy especial conocer a los maestros mexicanos Carlos Torre Repetto, Alejandro Báez y al ingeniero Alfonso Ferriz. En cuanto a las grandes figuras internacionales he admirado por sobre todos los grandes, a Fischer, aunque su momento fue muy breve, pero, ¡qué momento! Hoy admiro a Kaspárov, número 1 del mundo. El ajedrez en México no tiene la difusión de otros deportes, Triste. Yo espero que en un futuro, nuestra gente despierte y se apasione tanto con el ajedrez, como hoy lo hace con el fútbol.  Se vale soñar. El ajedrez es el deporte sinfonía de la inteligencia e la humanidad.


Visita 

Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía  366
 

Artículos anteriores en AJEDREZ, PASIÓN Y MISTERIO

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Diciembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog