Enero del 2012

Libertad Nocturna

Por Jessica Adriana Gómez Rosas - 22 de Enero, 2012, 19:51, Categoría: VERSOS LIBRES

Hábleme de la libertad

y de sus emisarias las sisellas.

Hábleme de su Sino,

del Blanco, de El Negro,

del llanto marchito y de sus ojeras,

engendros de la noche

conjugados en las profundas calles

y en las taciturnas alboradas.

Hábleme de su parlante Dios,

vestido de blancos y de negros

sensatos.

Dígame todo de esa sustancia derramada en su interior

humeante, que es copal de aquí, de ahora, de adelante.

Hábleme de las bocanadas de esclavismo noctívago.

Cánteme de su bendito desconsuelo.

Hábleme de sus fogosas tardes,

de su voluntad y su juego.

Hábleme, que sólo así

le perdonaré el no haberme hecho el amor

con sus vocablos y versos.

Hábleme. Hable,

hable, no deje de hablarme,

que su canto de tabaco exhalado

me deja enclaustrada en el Blanco:

camastros de nubes, papiro empapado de llanto,

faroles de calles desoladas,

páginas no leídas, mudos poemas,

halagos mustios,

ideales en el olvido,

agotadas lámparas y mañanera compañía.

Hábleme de las rosas cortadas sin rizoma,

de las cortinas de sueños colgados

y de los zapatos sin camino.

Hábleme, hábleme, por favor de su libertad

para recordar el otro lado de la humanidad.

Hábleme del Negro acontecer: de las sombras de cenizas,

de la noche de malvadas sonrisas,

de los ojos enclaustrados por el ensueño,

de las verdades a medias,

de los libros de incómodas y sinceras letras,

de sus anhelos,

de las ironías, de los cometas,

de sus emociones analfabetas.

Hábleme de lo prohibido,

de lo que impulsa a sus palomas mensajeras.

Hábleme del entendimiento,

de los diálogos,

de los versos haciendo el amor conjugados,

de las historias, de los rifles y de las conciencias,

de su neuronal cabellera.

Hábleme,

hábleme querido mío,

mientras camino

en el olvido de lo que mañana vendrá

durante nuestros ensayos de vida.

Hábleme de la libertad.

* Nuestros lectores nos interesan, escríbenos al correo mundochobojos@hotmail

Los derroteros de la ética: De Immanuel Kant a …Laura Bozzo

Por José Ricardo Bernal Lugo - 15 de Enero, 2012, 19:25, Categoría: DIVULGACION. Trabajos y aportaciones

Bajo el nombre de "Laura Bozzo" se pueden localizar aproximadamente 1520 entradas en el socorrido sitio de Internet "youtube". En la primera página de las cerca de setenta  disponibles aparecen veintidós videos asociados con el nombre de la conductora peruana, entre estos materiales el más visto posee la asombrosa cantidad de 850988 reproducciones (y contando), mientras que por lo menos otros nueve superan la respetable cifra de cien mil. En el mismo sitio de internet, bajo el nombre de "Discutamos México" (programa promovido por el gobierno federal para los festejos del bicentenario), podemos encontrar 441 entradas aproximadamente, de todos los videos que aparecen con semejante referencia sólo seis superan las cinco mil reproducciones, entre ellos despunta el primer programa de la serie con la nada desdeñable cantidad de 15826 reproducciones. Por más alentadora que nos parezca esta cifra en nada se compara con las exorbitantes 850988 visitas que un fragmento del programa de Laura Bozzo ha logrado atraer.

Entre los sugestivos títulos de los videos asociados con el nombre de la conductora latinoamericana podemos encontrar algunos como: "Me gusta poner el cuerno", "Soy trailero, soy mujeriego", "Mi hija es un estorbo para mi nueva relación",  y otras tantas lindezas propias del mejor manual de frases escatológicas o de un catálogo de los peores títulos del cine mexicano. No sólo eso, si uno arriesga su pudor decidiéndose a mirar por algunos minutos el contenido de estos materiales quedará francamente sorprendido. La dinámica del programa es sencilla, por una extraña razón difícilmente comprensible algún personaje agraviado decide hacer públicos sus problemas ante una audiencia morbosamente ávida de escucharlos. Laura con "desinteresada" generosidad pone a su disposición el espacio televisivo del que es responsable, el personaje se desahoga con un desparpajo poco habitual y cuenta su problemática que, las más de las veces, involucra casos de "infidelidad", "engaño", "confesiones impúdicas", "deslices amorosos", etc. Inesperadamente el programa da un vuelco radical, la aparente tranquilidad inicial da paso a un campo de batalla. Laura hace pasar a otro personaje estrechamente ligado al agraviado en cuestión, discuten, gritan, pelean, en más de una ocasión terminan a golpes. Mientras tanto la conductora azuza por igual ya sea a los participantes, ya sea al público, para que el conflicto continúe casi infinitamente. Casi, porque en un inexplicable alarde de sincronía, la señorita Laura interviene justo con el tiempo exacto para lograr conciliar a los participantes, dar un consejo de alto valor moral y despedir el programa.

Al espectador no le queda duda, Laura es una verdadera altruista, se preocupa por los asuntos de los demás y los soluciona sin ningún interés de por medio. Todavía más, arriesga su integridad física sólo con la intención de apoyar a la gente más humilde. Ella es una valiente filántropa y su programa un innegable espacio de servicio a la comunidad. La propia conductora así lo manifiesta, en una entrevista para un programa de televisión bonaerense señala muy ufanada: "Yo me siento orgullosa de lo que he hecho, creo que hecho cosas realmente positivas". Después, visiblemente emocionada dice: "Me gustaría que me recuerden como una persona que hizo algo por los demás, por los más pobres, sacó la cara y le dio voz a aquellas personas que no tienen voz en la televisión porque desgraciadamente no se les da" (http://www.youtube.com/watch?v=DwKFjFxkFrA&NR=1). 

Luego de ser expulsada de la televisión ecuatoriana por orden expresa del presidente Rafael Correa, quien literalmente dijo: "Esa porquería que es el programa de Laura Bozzo, donde se dan sillazos, presentan al amante, al amiga del amante, a la suegra… ¡Por favor![…] No podemos ser tan inconsecuentes. Así que ahorita mismo me quitas esa porquería del aire" (http://www.youtube.com/watch?v=elCzcFQ_wCk), el programa cambió su locación y al amparo de Televisión Azteca comenzó a transmitir en México. Ricardo Salinas Pliego, presidente de "Grupo Azteca", afirmó en una entrevista que el éxito de su televisora: "radica en producir contenidos sin agredir los valores familiares". En otra ocasión, y en el marco de una reunión cuya intención era la producción de programas televisivos con "valores", afirmó: "Debemos ofrecer contenidos marcados bajo nuestro código de valores. En TV Azteca tenemos la obligación de ofrecer a la familia mexicana y a nuestros hijos una señal con valor. Es decir, una televisión con valor" (http://www.tvazteca.com/corporativo/prensa/notas/61720.shtml). Después de transmitir durante poco más de un año en esa televisora la conductora cambio su lugar de trabajo y comenzó a salir en pantalla en "Televisa". En más de una ocasión esta empresa ha manifestado su preocupación por fomentar los valores familiares, apoyar la construcción de un "México mejor" e impulsar la deficiente educación de nuestra nación. "Televisa"  ha intentado reflejar ese "compromiso social" llevando a la pantalla programas "supuestamente" educativos como "Todo mundo cree que sabe" o producciones televisivas que alientan el apoyo a la nación como "Iniciativa México".  

A cualquier espectador poco precavido le parecería incongruente que, después de manifestar su "sincera" preocupación por "México", tanto "Tv Azteca" como "Televisa" hayan contratado los servicios de la conductora peruana. No se trata, sin embargo, de una inconsecuencia hipócrita, sino de algo mucho más grave: la implementación de una nueva ideología que comienza a producir una ética light al compás de los imperativos empresariales. De lo que se trata es de fundamentar una ética maleable capaz de justificar la lógica comercial del "ganar/ganar" sin el remordimiento de conciencia que supone la necesaria violación de postulados éticos, violación que, inevitablemente, un afán de lucro desmedido y desregulado requiere para subsistir. La intención es, literalmente, desinflar la moral y, para hacerlo, resulta necesario eliminar toda concepción de ética fundamentada en nociones con un potencial racional relevante, como las de dignidad, reconocimiento, deber, etc., ya que implican obligaciones incomodas y, sobre todo, la defensa de un fundamento permanente para nuestra actividad en el mundo. Gracias a esta eliminación la moral se puede reducir a intervenciones instantáneas que no obligan al individuo a tomar una postura radical.

En última instancia lo que está en juego es no encadenarse nunca, no imponerse ninguna restricción moral que pueda eliminar la posibilidad de obtener ganancias redituables. Al  redefinir así la ética resulta conciliable el engaño radical y la bondad más desinteresada. En el programa de televisión argentino antes mencionado Laura Bozzo acepta que, en muchas ocasiones, su show es un montaje ya que, en realidad, son actores quienes representan las deplorables reyertas televisivas; sin embargo se justifica diciendo: "Esto es televisión, es un show, hay que condimentarlo un poquito…si no es entretenido no vende". Según esta perspectiva la necesidad de "vender" justifica  la mentira y, sobre todo,  la violación de la dignidad de las personas. Al fin y al cabo "El show debe continuar", y si se da el caso de que ese show permita, al final de tanta mentira, tanto engaño y tanta falta de pudor, ayudar a alguna persona, ¿qué importa el costo?

Lo novedoso es que esta postura, anteriormente calificada de cínica, ahora representa la veta de una moral emergente. La moderna ideología empresarial construye una cadena lógica que no está, ni con mucho, fundada en bases éticas rigurosas. Dada la competencia que "naturalmente" debe regir el nuevo orden social en el modelo-empresa, no es posible limitar con "abstracciones moralizantes" a los actores comerciales. Si en algún punto  resulta provechoso y redituable violar alguna norma o pisotear la dignidad del otro para alcanzar algún fin, esto se llevará a cabo sin siquiera cuestionar las implicaciones de semejantes acciones. Así, la otrora regla de oro (No hagas lo que no quieres que otro te haga) sustentada racionalmente por Kant bajo la forma del imperativo categórico (Actúa de tal manera que  la máxima de tus actos se vuelva ley universal), se vuelve irrelevante, incluso se considera anacrónica en un mundo marcado por una incesante competencia destinada al lucro y a la ganancia. El imperativo categórico kantiano no puede ser equivalente al ya famoso "Win/win" propagado hasta el cansancio por la mal llamada "ética empresarial". En el fondo de la propuesta kantiana se encuentra un concepto imposible de asimilar por aquellas perspectivas que colocan el afán de lucro encima de cualquier criterio moral; a saber, la irrenunciable dignidad humana. Un planteamiento verdaderamente ético debe asumir inevitablemente que, en el balance de fuerzas, muchas veces se tiene que perder para salvaguardar la dignidad de otro ser humano. Claramente en las entrañas del famoso "ganar/ganar" no se encuentra el concepto de persona digna como guía de nuestros actos, sino el imperativo del éxito.

En El sublime objeto de la ideología el filósofo esloveno Slavoj Zizek habla del fenómeno de las risas enlatadas. Se trata de risas pregrabadas que aparecen en los programas de comedia en el momento en que supuestamente ocurre algo gracioso. Zizek afirma que estas risas poseen una importante función: nos dicen dónde debemos reír y qué debemos considerar gracioso. Así, la risa deja de ser un acto espontáneo para volverse una obligación que es necesario aceptar si queremos entrar a la dinámica del programa. De forma parecida la autoproclamación de Laura Bozzo como una conductora altruista dedicada a ayudar al prójimo (En Tv Azteca su programa se llamaba sugerentemente: Laura de Todos y la secuencia inicial la mostraba ayudando a niños sin recursos y ancianos desvalidos), nos indica no ya dónde debemos reír sino qué debemos considerar como bondadoso y qué actos debemos aplaudir por su "alto contenido moral".

Cuando el programa radicaba en Perú se descubrió el caso de una niña que Laura Bozzo usó en dos programas distintos, primero como huérfana y luego como damnificada. La conductora peruana acudió para socorrer a los infortunados damnificados en un "desinteresado" acto de ayuda -con cámara de por medio, claro está- y, gracias a una coincidencia inaudita, dio la casualidad de que ahí se encontraba la niña que programas atrás había protagonizado magníficamente el papel de huérfana. Recientemente causo  revuelo en los medios de comunicación mexicanos un hecho vergonzoso, la conductora peruana insultó soezmente a una de sus entrevistadas en vivo y en horario familiar (http://www.youtube.com/watch?v=oTu5Qx7Mv9k), sin que las autoridades de Televisa  (corporación autoproclamada como entidad socialmente responsable, preocupada por la transmisión de contenidos familiares [sic.]) la sancionaran.  El mensaje es claro: "por supuesto que los valores son importantes, sin embargo no hay nada más importante que un "rating" exitoso". La actitud de la propia conductora ante esta misma situación es sintomática, en una entrevista en la que se cuestionaba su acción se justificó presumiendo toda la infinidad de cosas positivas que hace "desinteresadamente" por nuestro país  (http://www.youtube.com/watch?v=VChNF8aGwqM). Estos excesos no sólo son insultantes por su cinismo, sino que representan un nuevo imperativo propio de una ética light y convenenciera. El imperativo moral ya no se presenta en los términos kantianos: "Actúa de tal modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de los demás, siempre como fin y nunca simplemente como medio", sino que se ha traducido en una máxima más simple y redituable: "Haz lo que sea si de una u otra manera  puede ser considerado como bueno". Ante esta nueva manifestación de una ideología moral convenenciera y despreocupada por la dignidad del hombre, nos quedaba, hasta hace poco, el espacio del aula para intentar centrar la reflexión ética en fundamentos rigurosamente racionales. Sin embargo cuando la ética se desinfla y pierde todo contenido verdaderamente reflexivo se vuelve fácil, e incluso necesario, eliminarla de la tira de materias obligatoria, como ya se ha hecho en los programas de bachillerato en México. La ética no sólo resulta incómoda, también peligrosa. Ante el consenso general que pugna por erigir una moral light que no obliga al individuo a asumir posturas permanentes, el arduo trabajo reflexivo que intenta buscar fundamentos sólidos para dirigir nuestros actos se vuelve contrario al ideal colectivo. Que se elimine entonces la ética de las aulas, así las cosas.  No nos sorprenda, entonces, si en pocos años los libros de texto sustituyan los argumentos de Kant por la "generosa" figura de Laura Bozzo.

* Nuestros lectores nos interesan, escríbenos al correo mundochobojos@hotmail

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Enero 2012  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog