Las cosas inútiles.

Por Luis Alfonso Villalobos Guerrero - 22 de Enero, 2011, 2:52, Categoría: MISCELÁNEA

El pasado fin de semana, y como suele suceder por el cúmulo de lectura que tengo pendiente, con quince días de retraso, leí el breve ensayo que el maestro David Toscana publicara en la última página de una prestigiada revista semanal editada por el periódico El Universal. Lo titula "Porqué me quité del vicio" y en forma por demás amena argumenta las razones que le llevaron a deshacerse de su vieja televisión Hitachi de 28 pulgadas que había comprado para ver el mundial de 1994.

Y no es la televisión aún por su antigüedad, que ya la llevarían a convertirse en una pieza de museo lo que lo aleja del vicio, sino sus contenidos. Esa continua letanía que aún hoy día se hace presente en todos los medios de comunicación endilgándonos leyendas como los consabidos  "En el senado de la república, acuerdos para poner a México en la ruta del progreso" (¿?)

Yo he comprado recientemente una nueva antena, de esas que Steren se jacta de ser las mejores porque usan corriente eléctrica y tienen una carátula muy elegante, con tal de poder sintonizar los canales abiertos del televisor que, como los noticieros nocturnos o los juegos de fútbol, me agradan ver antes de dormir pero sin positivos resultados hasta el momento. Todo pareciera que las televisoras restringen la potencia de la televisión abierta como una enfermedad que solo tendrá cura al contratar sus señales por cable, por antena satelital, o por la Internet. Depredadores contra consumidores con la complicidad de nuestras edificantes autoridades.

Pero en fin, y al igual que lo escribiera David Toscana, también estoy a punto de retirarme definitivamente de ese vicio y conservar mis televisores como verdaderas piezas de museo. Yo le gano a David, porque la Hitachi que tengo en el estudio es de 1984, diez años antes que la suya, y la que tengo en la sala de casa data de 1944. Jamás la volveré a encender aunque recién la he mandado restaurar. Quizá sea un buen futuro para los cinescopios que en mis mozos años me di el lujo de comprar pensando entonces en un sano entretenimiento.

Pero reflexionando sobre el artículo leído recordé que muchas otras cosas se han vuelto inútiles con el correr de los años, lo que no necesariamente significa que, como la televisión, hayan dejado de servir, de funcionar, o de cumplir su original cometido. Y abundo en algunos ejemplos pensando que quienes rondan más o menos mi edad estarán de acuerdo conmigo.

En la vitrina de las pequeñas antigüedades de mi estudio aún conservo tres cámaras fotográficas: Una Ansco Shur Shot de caja profunda con mirilla en su parte superior; una Kodak Brownie Chiquita de cajón pequeño que ya incorporaba la mirilla en su parte posterior, y otra Kodak Flashfun que ya incluía un pequeño flash para focos incandescentes. Hubo tiempos en los que fui verdaderamente aficionado a la fotografía, cuando al resguardo del cuarto obscuro y de las bandejas de químicos, se podían manipular luz y sombra o el tamaño de las reproducciones. No existían ni el video, ni los celulares que captan imágenes para inexpertos, ni programas como el Photo Shop. La fotografía no profesional era también un arte en el que si querías destacar, al menos tenías que apoyarte en un buen tripié, en algunos elementales filtros, y desde luego en algunos libros como el que en 1971 editó la firma Kodak resumiendo escritos de 27 especialistas durante más de 10 años.(Cómo hacerlo en fotografía, XAE-1008).Ese tipo de fotografía se volvió inútil con el tiempo, y con el tiempo la retiré de los vicios adoptados, o más bien por ellos adoptado.

Aunque la cinta magnetofónica había sido obra del ingles Oberlin Smith en 1878, no fue sino hasta 1930 en que, a partir de los desarrollos del danés Valdemar Poulsen, se implementaran las primeras cintas magnéticas antecedente de lo que se conoció como el audio casete. Pero muchos años antes que estos aparecieran, se comercializaron los carretes de cinta abierta y con ellos las grandes reproductoras de nivel portátil, semi, o profesional. Y se volvieron inútiles como se volvieron aquella grabadora De Luxe SS0-50, la enorme grabadora AKAI que aún conserva mi padre, y los muchos carretes de cinta abierta que ya no pueden ser reproducidos en ningún otro medio, y que en el aparador de los recuerdos guardan música tan inolvidable como el Take Five dirigido por el mismísimo David Brubeck.

¿Y qué puedo decir del tradicional fonógrafo?. La última vez que los amantes de lo ajeno usurparon impunemente en mi departamento, se llevaron entre muchas otras cosas, el último equipo de sonido que podía reproducir con profesional calidad los cientos de long play que en vinil me dediqué a coleccionar desde que tuve uso de memoria. Los discos no se los llevaron porque ya no valían nada para ellos, pero para mi mala suerte tampoco me han servido de mucho porque ante el avance de la tecnología, con la aparición del CD, del Ipod, del I tunes, se volvieron inútiles.

Y caben en mis recuerdos aún tantas, tantas cosas que en su momento disfruté, gocé o trabajé, que me llevan a concluir que a David Toscano se le acabó la tinta antes de tiempo. En la inutilidad quedaron aquellas enormes sábanas tabulares de hasta 24 columnas que la firma Printaform vendía para los más avezados contadores; En el mismo rincón se quedaron los carteros y los timbres postales que a muchos nos encantaba coleccionar; ahí perdí la enjundia por jugar el Pac Man del famoso primer Atari, y se perdieron en la inutilidad lo mismo el molinillo de mi abuela que aún conservo, la imprescindible manteca Inca en la cocina, y si volvemos a hablar de la televisión, el llanero solitario, las rejas de Chapultepec, o el club quintito de Ramiro Gamboa.

He meditado mucho sobre la orientación política que el maestro Toscano le quiso dar a su ensayo, pero también me parece corto en ese sentido, porque ya a la breve edad que yo tenía en el sexenio de Adolfo López Mateos, quizá el último de los gobernantes de austeridad personal que hemos tenido y artífice del desarrollo estabilizador, ya se manejaba la mercadotecnia manipuladora en contra del gremio ferrocarrilero que aún se revolvía en su conflicto, en contra de los sindicatos que no fueran leales a su gobierno, y en contra de los dirigentes agrarios a quienes vapuleó haciendo un simulado reparto de tierras por más de 16 millones de hectáreas.

Es cierto que las dos televisoras que hoy le chupan el cerebro al pueblo aún no existían, pero en aquellos ayeres ya el pueblo seguía con especial fervor y costase lo que le costase, a sus tres banderas: El estandarte de la virgen de Guadalupe, la bandera de huelga, y la bandera nacional. Era entonces lo mismo, solo que al gobernante en turno le salía más barato llevar a las redadas de votantes a las elecciones. No se repartían despensas, todo era de a huevo, como de a huevo fue López Mateos el que encarceló a David Alfaro Siqueiros y mandara matar impunemente al dirigente agrario Rubén Jaramillo.

La película es la misma, los medios y los presupuestos son los que han cambiado. Muchas cosas se vuelven inútiles, pero los verdaderos inútiles siempre encontrarán las mejores formas de subsistir. Y yo le preguntaría al maestro Toscana si por casualidad se dio cuenta de la proporción existente entre la publicidad oficial y la publicidad privada que aparece en la revista en donde publicó su ensayo. Los mismos medios de comunicación se volverían inútiles sin el presupuesto que les asignan esos que ya nos tienen hasta la coronilla. ¿No será que los que se están volviendo inútiles somos nosotros?

Luis Alfonso Villalobos Guerrero.
Enero 12 de 2011.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Enero 2011  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog