Rodrigo Gamio, el poeta perdido (Homenaje sentimental)

Por Juan Cervera Sanchís - 28 de Diciembre, 2010, 22:57, Categoría: LETRAS Y GARABATOS


Por Juan Cervera Sanchís

Allá, durante los primeros años del siglo XX, hubo un poeta de cuyo nombre, al menos yo, no quisiera olvidarme. Vivió este poeta en la ciudad de México y hay testimonios de que escribió bellos y fluidos sonetos. Dejó esta vida, o mejor dicho, se la quitaron, a muy temprana edad. No contaba más allá de veinticinco años cuando los hados siniestros le salieron al paso y, de un certero navajazo, le partieron el corazón en dos, desangrándose en plena calle. Aquel poeta tenía nombre y amigos. Era, además de poeta, periodista. Su trágico e inesperado fin fue noticia. Dolorosa noticia. Una pluma amiga escribiría:

Rodrigo Gamio se fue de entre nosotros cuando nadie lo esperaba. Sorprendióle una puñalada de pícaro de la muerte en plena juventud."

Su circunstancial asesino no dejó ni rostro ni nombre. Julio Manuel Vicente Sesto, el periodista español (1879-1960), que dejara en México su huella en un recuento estremecedor y sentido de artistas desgraciados, recogidos en un libro titulado: "La bohemia de la muerte –Biografía y anecdotario pintoresco de cien mexicanos célebres en el arte, muertos en la pobreza y el abandono.", editado por El Libro Español, ciudad de México, 1929, relata lo siguiente al referirse a Rodrigo Gamio:

"Era de la carpanta de El Imparcial, de los de mi tiempo y de Adolfo Méndez, Rivera de la Torre, "Chano", Pedro Malabear..."

Nombres, subrayo yo, que hoy no nos dicen nada, pero que fueron célebres y admirados en el periodismo mexicano de su tiempo. A lo ya dicho añadiría Sesto:

"Grupo capitaneado por el doctor Lara Pardo."

Esto nos orienta respecto al tiempo en que vivió Rodrigo Gamio, dado que el doctor Luis Lara Pardo, médico cirujano y periodista de gran renombre en el México que le tocó vivir, fue jefe de redacción de El Imparcial durante el primer lustro del siglo XX y, a partir, de 1906, dirigió El Mundo Ilustrado.

Rodrigo Gamio por aquellas fechas y bajo la tutela del brillante y prestigiado doctor Lara Pardo, era ya un joven periodista y poeta muy leído. La verdad sea dicha, no cualquiera entonces podía darse el lujo de pertenecer a la exigente y prestigiosa redacción de El Imparcial.

A más de sus artículos, Gamio, publicaba en las páginas de El Imparcial sus excelentes sonetos. En aquellos tiempos los periódicos estaban abiertos, con recuadros muy leídos, a la poesía. Los lectores seguían y admiraban al joven Gamio. De sus sonetos se dijo:

"Están vestidos de púrpura y elegancia y confirman una maestría consumada en tan joven bardo".

Se elogiaba también de Rodrigo Gamio, en mitad de aquella bohemia desarrapada, "el buen gusto de ser siempre acicalado cuando tantos creen que el periodismo y la poesía es ir luciendo lámparas en las solapas y la camisa y, para mayor desfachatez, en la corbata". Abundando en este pormenor de la pulcritud de Gamio se escribió:

"Resulta un muchacho agradable y de buen estilo y no de aquellos que huelen mal desde lejos, cuantimás de cerca. Rodrigo Gamio se deja leer y ver y se platica con él sin sufrir agresiones al olfato, cosa que no se puede decir de oros poetas de hoy."

Sí, se elogió de Gamio sus buenas disposiciones como periodista y como poeta y su higiénica afición por el jabón y el agua, dado que esto último, entre no pocos hombres de su tiempo, consagrados a las letras, era más bien una rareza.

Su violenta y súbita muerte dolió en el alma a sus amigos y lectores. Desafortunadamente sus sonetos no llegaron a recogerse en libro, aunque algunos de ellos sobreviven al paso del tiempo en las hojas amarillas de las colecciones de El Imparcial que, aún todavía, se niegan a morir en hemerotecas y bibliotecas particulares muy selectas.

Pensando en Rodrigo Gamio, nosotros, a nuestra manera, queremos aquí y ahora rendirle un sencillo y sentido homenaje con un soneto de nuestra autoría. Éste:

ME MORIRÉ SIN MÁS UN POBRE DÍA
Y HABITARÉ POR SIEMPRE EN EL OLVIDO
CON MI VERSO DE AYER, HOY DESVALIDO
Y REDUCIDO A TINTA SECA Y FRÍA.

NADIE SABRÁ QUIÉN FUI NI COMO ARDÍA
FRENTE AL PAPEL MI PULSO TRASCENDIDO
CUANDO MI CORAZÓN ENFEBRECIDO
POR LA SED DE MI PLUMA SE EXPANDÍA.

ME MORIRÉ, SONETO ENAMORADO,
EN EL PAPEL ANCIANO Y YA SIN BRILLO,
COMO UN ECO TRISTÍSIMO DE TOSES.

DESCANSARÉ POR FIN DE ESTAR CANSADO
Y SERÉ VERSO INÚTIL Y AMARILLO
EN LAS HUELLAS QUE DEJAN LOS ADIOSES.

Rodrigo Gamio, hoy, aquí y ahora, frente a tus ojos, lector amigo, y contra el olvido y la indiferencia de la desmemoria, gracias a los testimonios de los custodios de nuestra tradición literaria y periodística, tú y yo sentimos que de ninguna manera murió del todo al recibir aquella mortal puñalada, que le partió el corazón en dos y lo dejó desangrado en mitad de la calle, para horror de sus amigos y familiares, y aquellos sus lectores, que lo buscaban en las páginas de El Imparcial, donde dejó lo mejor de sí mismo en prosa y verso.


Permalink ~ Comentar | Referencias (2)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Diciembre 2010  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog