Historias de historietas

Por Rodrigo A. Marroquín Posada - 25 de Diciembre, 2009, 19:54, Categoría: CUENTOS Y MICROCUENTOS

Rodrigo A. Marroquín Posada

 

Les hablaré acerca de un dibujante que encontró la verdadera historia de su vida en el lugar menos pensado por él, eso sucedió hasta que empezó a pensar diferente a los demás.

Ezequiel era un ilustrador de historietas y textos de ficción, mitológicos y todo lo relacionado con lo que nosotros osamos llamar irreal. Era una persona de complexión delgada, ojos, color café oscuro, ocultos por dos vidrios redondos que reflejaban el exterior, cabello corto y un peinado algo conservador, por no decir anticuado, vestimenta planchada, limpia, en perfecto orden. Normalmente soñaba en cómo seria la vida, su vida, si fuera como en las historias que solía ilustrar. Siempre imaginando, creando visones románticas de la realidad imposible, que solían ser concebidas y realizadas en dos sitios: su mente, donde se daba el nacimiento de todas estas fantasías, y el papel en que se plasmaban para que todos pudieran disfrutar de estas maravillosas creaciones artísticas del joven soñador.

Ezequiel consiguió instalarse en un departamento cómodo, seco, callado, pero lo mejor de todo es que era solo suyo, pero siempre estará atormentado por el hecho de que nunca fue lo que su padre en realidad quiso para él, si no todo lo contrario.

Augusto, su padre, siempre soñó con tener un hijo que fuera a la marina al igual que él o por lo menos un hijo que se dedicara a un "trabajo de hombres", como solía decir. Lamentablemente estos no fueron hechos para Ezequiel o él no fue hecho para ellos, pues su condición siempre fue delgada y normalmente enfermiza desde que era un niño, así que se quedaba en su casa con su mamá, platicando, haciendo sus deberes escolares y caseros, leyendo libros e historietas, soñando despierto y dibujando todo lo que le venía a la mente. Su madre solía impulsarlo para que ese gran talento que tenía no se desperdiciara, pero en toda esa bellísima ilusión de un artista en progreso existía un problema más grande de lo que pudo haber sido su inseguridad. Su padre normalmente no lo dejaba realizar todas las actividades ya mencionadas, si no que lo obligaba a hacer deporte o ayudarlo con el automóvil y esto lo único que provocaba era frustrarlo porque de manera regular fracasaba, aunque en verdad intentaba tener a su padre satisfecho, sin alcanzar el menor indicio de éxito.

A pesar de los problemas que tiene con su familia, a nuestros ojos tiene una infinidad de problemas, pues, no tiene amigos, ni siquiera tiene algo cercano a una novia y lo peor de todo: no hace absolutamente nada para remediarlo. Sin embargo, lo que para nosotros son problemas, para él son sólo pequeñas molestias sin importancia que no le impiden realizar sus objetivos.

De entre todos, tenía un dibujo hecho tal y como pensaba que debían ser los seres de la vida real; en otras palabras: era su favorito. Lo había nombrado "Cielo imaginario" ya que solía decir que el cielo es nada más el principio, y el limite es aquel que nosotros mismos impongamos.

Este personaje no era un ser mas fuerte del común, mas rápido, o volador, si no era un ex policía que con su fiel compañero Fil (un pequeño niño huérfano que se convierte en el hijo que nunca tuvo) solían resolver los problemas que se les presentaban como solían decir los dos "a la antigua escuela".

Hoy por la mañana, Ezequiel, se dispuso a crear una historia por primera vez, decidió que ya no era suficiente con ilustrar las historias de los demás, si no que ya era momento de dar el siguiente paso y crear su primera gran historia. Pero al despertar descubrió algo muy extraño, justo donde solía trabajar encontró unas hojas con palabras escritas que empezaban diciendo "Les hablaré acerca de un dibujante que encontró la verdadera historia de su vida...". Esto lo hizo sospechar que había alguien que lo espiaba, pues había impresos ciertos datos de su vida personal que nadie sabía. Se sentó para leer un poco más de esas hojas misteriosas, para buscar si había algo ahí que delatara a la persona que había puesto en su espacio de trabajo.

"Al notar que la historia está incompleta se dirigirá a..." Es lo último que estaba escrito. La confusión no lo dejó en paz, así que decidió salir para encontrar alguna respuesta fuera de su casa pero dentro de su cabeza.

Después de haberse cansado regresó a su hogar, pero antes preguntó al portero si vio pasar a alguien por la noche o ese mismo día, recibiendo una respuesta negativa que generó más preguntas en su cabeza.

Al día siguiente ocurrió algo parecido, aparecieron las mismas hojas en el mismo lugar pero esta vez tenían escrito todo lo que había hecho el día anterior y finalizaban con la dirección de una casa y una frase que lo dejo perplejo: "Justo enfrente de su departamento..." El asunto no tenía sentido, porque esa casa estaba desabitada desde que él había llegado; había un par de rumores que nunca iba a creer,  o eso pensaba.

En ese momento tomó la iniciativa y se dirigió a ese sitio que justamente se ubicaba enfrente de su hogar.

Tocó a la puerta fuertemente gritando que lo dejasen tranquilo, que ¿cuál era el problema?; incluso dijo que llamaría a la policía. No hubo respuesta, pero, cuando resignado, regresaba a su casa, lo dejé entrar.

Se paseó por la casa sin encontrar respuesta ni vida alguna, excepto un gato del color del sol, que desde que entró en aquella vieja estructura, lo había estado mirando con ojos de espía. Con sorpresa, encontró de nuevo las mismas hojas que él juraba haber dejado en su casa, pero la diferencia de las que él creía que estaban allá, era que estas ya tenían un final.

Entonces se dirigió a la puerta, asustado tomó la perilla y se convirtió en la ilustración perfecta pera su única gran historia, la historia de su vida.

Un tiempo después, su padre lo fue a buscar a su departamento para fortalecer esa relación que pudo parecer caótica, encontrando nada más unas hojas con instrucciones para convertirlas en un pequeño libro ilustrado. Llevo a cabo el asunto y padre nunca volvió a saber de él, arrepintiéndose de no haber intentado ese acercamiento antes, aceptar a su hijo tal y como era.

¿Qué le paso al joven Ezequiel?, ¿Enloqueció y se suicido?, ¿Fue raptado por extraterrestres como en sus historias?, o tal vez, solo tal vez, todo en verdad ocurrió.

Todo eso no importa por que aquí en Utopos esto nunca pasó.


Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Diciembre 2009  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog