11 de Agosto, 2009

Ando cargado de rabia

Por Herpes Trismegisto - 11 de Agosto, 2009, 6:05, Categoría: IRREVERENCIA

Por Herpes Trismegisto


 

La neta, muchas veces me pasa: me cargo de rabia. Por esto, por aquello, por pendejadas de todo tipo: que si este güey me vio feo, que si la chavita me soslayó, que si la patrulla se detuvo para repasarme de arriba abajo como si fuera yo una especie de cucaracha gigante, que si los cuadernos andan con veinte chelas adentro y me camorrean porque no los acompaño, que si una mosca, de esas pegajosas que van y regresan a cada rato, me anda rondando cuando estoy comiendo... Muchas veces me cargo de rabia. Yo creo a todos nos pasa, ¿no? A"i les va un caso, entre muchos, que, a no ser que nos acostumbremos, digo yo, que nos predispone al enojo.

 

Se sube uno a un pesero, colectivo o como le quieran decir y si mides más de un metro ochenta tienes que torcer el pescuezo porque la altura de esos armatostes no da para más. Bueno fuera que el asunto quedara ahí, pero no es así. Si de casualidad encuentras un lugar donde sentarte, resulta que está hecho para niños o enanos o para mexicanos de a tiro muy chaparros: no cabes, o tienes que hacerle al yogui experimentado para comprimirte y ajustarte a ese infame espacio. Hay que tomar en cuenta que la tapicería de los microasientos nunca está en buenas condiciones o que la estructura metálica puede tener rebabas (casi siempre filosas) y si no te pones buzo te desgracias una pierna o una mano. Las bellas, y las fellas también, tienen que cuidar sus medias, porque aunque sean baras baras, tienen que gastar más si se les van los puntos o se les desgarran de a tiro. Cuando el mugroso camioncito ya va hasta el tope de paisas, el chafirete empieza con la clásica letanía de: -Recórranse, pásenle pa" atrás, en doble fila por favorcito, atrás hay lugar, muévase señora...

 

Los peseros de esta capitalota son así: vidrios rotos, ventanas que no abren cuando el calor está al máximo o que no cierran cuando llueve, goteras, puertas en iguales condiciones, luces interiores negras, moradas, rojas –cuando funcionan-, motores que a penas pueden arrancar, o súper motores que los chavitos conductores aprovechan para rebasar a lo jijo de la jijurria a cuanta nave vean adelante, ruidos de maraca por todos lados como si la unidad se fuera a desbaratar... ¡Ah, y la música! Subir a un pesero es garantía cañona de que se va a escuchar la música más desagradable posible y a un volumen de "toque sonidero", de los que arman las fiestas en las calles de los barrios populares y populosos... ¡Pa" su madre!

 

Les decía al principio que ando cargado de rabia. El día de hoy tuve que usar varios de esos dichosos colectivos y, al chile, traigo los nervios de punta. Me encanijé con los chafiretes, con los pasajeros, con un puñalón que quiso hurgar mi intimidad, con una vieja fea y fufurufa que se sentía muy fufuy, como si la hubieran hecho en molde de muñeca de sololoi; perdí tiempo a lo bruto porque todos los güeyes estos, los choferes, además de mover sus cacharros a vuelta de rueda, se paraban a hacer base en cuanta avenida cruzaban... el asunto fue que llegué tardé a todos mis importantísimos compromisos. Digo, todos tenemos compromisos importantes, yo también. Ni comí, con eso les digo todo.

 

Para acabar, les aclaro que la canija rabia que traigo alcanza, no puede ser de otra manera, a las cabrestas autoridades que permiten que estos "transportistas que transportan" lo hagan en esas condiciones y de esa manera.

 

Si las cosas fueran al tiro, como deben ser, la mayoría de esos vales no circularía, porque sus unidades ni la "revista" pasarían.

 

Pa" descargarme tantito que todos se vayan a Chi...huahua a un baile. Digo, ¿no?

 

Si tienen tele, pos a"i se ven, o por lo menos en un espejo.


Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El influjo de Eros

Por Alonso Marroquín Ibarra - 11 de Agosto, 2009, 4:48, Categoría: EL INFLUJO DE EROS

Imagen tomada de www.mundofotos.net/usuario/mio_amore

Llegué a mi apartamento y, al recostarme en el pequeño diván de la sala, el cansancio me lanzó, imperativo, a un sueño profundo. El frío me despertó; pasaban las tres de la mañana. El aire circulaba con desparpajo a través de la ventana y las cortinas danzaban acompañándolo en sincronía perfecta. Todavía amodorrado, me levanté. Mi sistema automático me llevó a la cocina y puse una jarra de café. A poco, la bebida me reconfortaba y, con las baterías cargadas, me encontré, en armónica vigilia, dentro de la profundidad de la noche. Te recordé una vez más. ¡Cuántas añoranzas!  
 
Es irremediable, no puedo evitar, orgánicamente, recordar tu cuerpo. Tengo registrada tu textura, tus formas, tu cadencia. Cada uno de tus movimientos está anotado en mis ojos; tu temperatura se quedó guardada en mis manos y el éxtasis de nuestras íntimas comuniones, donde nos compartimos integralmente, está sumado en mis células. Es el influjo de Eros.
 
Bendigo y me asombro con la memoria orgánica que, más allá del pensamiento y la razón, lleva cuenta precisa de nuestros momentos más intensos y la plenitud de haberlos vivido. Son muchas las imágenes de todo tipo, olfatorias, visuales, auditivas, táctiles, que se asocian con la maravilla de haber recorrido tu piel, ese campo sinuoso que semeja al infinito, donde cada centímetro multiplica el placer y provoca seguir viajando, casi, para siempre.


Estás bañada de luna o de sol. Tus perfiles, cambiantes, me provocan, y te alcanzo junto al ventanal. Tus brazos me enredan. Me he dejado atrapar para atraparte yo también y, ahora, son mis brazos los que te enredan. Te has dejado atrapar para atraparme tú también. Nuestras evoluciones, siempre complementarias y perfectas, desembocan en una fusión extraordinaria. La experiencia siempre es diferente y –¡oh, mujer!– superlativamente sorprendente. Podría decir, en estos momentos, que soy adicto a ti, sin remedio y manifiesto que no quisiera rehabilitarme -¡nunca!- de esta dependencia. Al volvernos uno, en el paroxismo, por unos instantes, todo se detiene y, a sabiendas que el final se acerca, gozo. Luego sufro porque "siempre" es sólo una palabra y no puedo alargarla en ti, contigo, con los dos...


Es precioso el influjo de Eros, en las noches más frías, en los días de calor aplastante, en las tardes lluviosas con vestido de nostalgia, en las tristezas largas del invierno y en todo momento en que te evoco. Como si fuésemos piezas de relojería, nuestros engranajes son perfectos.
 
Ciudad de México
Año 2009 y corriendo

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

De abogados - Humor

Por Chobojo Master - 11 de Agosto, 2009, 3:19, Categoría: HUMOR

- Perdone Sr. abogado, ¿Cuál es el costo por consultarlo?

- $100 por tres preguntas.

- ¿No le parece mucho?

- Sí. Ahora hágame la tercera pregunta.

 

Cuando una persona ayuda a un criminal antes de cometer un crimen, la llamamos cómplice. Si la ayuda después de haber violado la ley, se le conoce como ABOGADO.

 

Un abogado no sabe sumar: Si le preguntas cuanto es 2 + 2, él responde, ¿cuanto quieres que sea?

 

¿Por qué los del correo no hacen estampillas con imágenes de abogados?

Porque la gente no sabría en qué lado del sello deben escupir.

 

¿Por qué los tiburones no atacan a los abogados?

Por cortesía profesional.

 

¿Cuál es la diferencia entre un abogado y un vampiro?

El vampiro sólo te chupa la sangre de noche.

 
¿Por qué en los laboratorios están empezando a usar abogados en vez de ratas?

Porque con las ratas se terminaban encariñando.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Agosto 2009  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog