Marzo del 2008

Paisaje del futuro cercano

Por Diego Durán Velázquez - 31 de Marzo, 2008, 2:10, Categoría: BUENAS Y MALAS ARTES

Paisaje del futuro cercano
Diego Durán Velázquez

Interiores - Nuestras viejas cartas

Por Constantino Pol - 31 de Marzo, 2008, 1:21, Categoría: PICOS Y QUIMERAS

Por Constantino Pol

Para la mujer eterna,
que sin cerraduras
me entregó su alma

Iban y venían las líneas,
con las palabras -y las letras mismas-
impregnadas de emoción creciente.
 
Ambos lados,
desde muy dentro,
platicaban sobre sus días
y trascendían la distancia.
 
-Estar junto a ti en la hora del sueño
es ansiar que la noche sea eterna;
dejar que Morfeo nos lleve a las planicies
espléndidas del amor y el deseo.
Amanecer contigo, cuando el cielo
cambia su ropaje oscuro por la luz galante,
me deja una sensación de eternidad,
de haber sido tuyo siempre.
 
-Detrás de mi rostro adusto,
de la severidad de mi ceño,
estoy observándote siempre
como observa un niño inquieto.
Pienso en el equilibrio,
luego voy y vengo
y entre mis pensamientos
me quedo y me entretengo.
 
-Un hilo con otro hace un cabo
y los cabos hermanos hacen la cuerda;
hora con hora, día con día,
tejo una inmensa madeja,
que es materia prima para nuestra tela.
Y mis dedos temblorosos,
a veces con pocas fuerzas,
siguen su labor silenciosa
sin que nada los detenga.

3 refranes 3

Por Chobojo Master - 28 de Marzo, 2008, 14:23, Categoría: MISCELÁNEA

Por Chobojo Master

Sonrían, chobojos, rían, carcajéense. Hay quien no lo hace “porque se arruga”. Allá ellos. Pueden vivir con la amargura crecida más allá de lo normal o gratificarse unos momentos. Cada quien decide lo que quiere.

1.- Este refrán le queda como anillo al dedo a todos los chobojos que se ven perseguidos por la sombra de la mala suerte. Algunos se cierran el camino, solitos, y se programan para que les siga yendo de la rechintola. Son chobojos “salados”. Así, sus días se vuelven insoportables y atraen como imanes todo lo nefasto. Que no les pase.

Mal comienza la semana para quien lo ahorcan en lunes.

2.- En muchas ocasiones (en demasiadas sería más exacto), apenas se marcha un individuo, o no está presente, se habla mal de él. Todos somos la comidilla de todos. Es ese afán inevitable de chismorrear, que para nada es exclusivo de las mujeres, el que suelta las lenguas, y en ese ejercicio se despedazan prójimos a diestra y siniestra.

Que si ese chobojo camina chueco, que la falda de bolitas moradas de Fulanita no combina con el verde, que si es tacaño, que si aquella es una choboja licenciosa, concupiscente y libidinosa y no respeta hogares, que si éste es caco y le han crecido las uñas…. Como una especie de descargo y venganza anunciada existe un refrán cuyo significado final es “si no dejan de hablar de mí, yo me soltaré con todo, incluyendo infundíos”.

O me entierran pronto o les apesto el pueblo

3.- Aunque este refrán lleva una buena carga de machismo por la forma en que está escrito, vale la pena anotarlo, aclarando que este Master nuncamente lo pondría con afán distinto al ilustrativo (sería incapaz, no me atrevería, ni pensarlo, ni por asomo, ni lo permita el altísimo señor de las más altas alturas, Santo Niño de Atocha no permitas que suceda). Está dirigido y puede aplicarse a una gran cantidad de personas indecisas, a aquellos que no “agarran nunca al toro por los cuernos”, a los que le dan vueltas y vueltas a las cosas importantes y nunca toman una decisión, a los que se la pasan pensando ad infinitum y jamás actúan. Toda una moraleja, chobojos, un consejo que vale guardar. Así que no se anden con rodeos y recuerden que:

A las viejas y a los charcos hay que entrarles por en medio.

Siempre en el buen ánimo, socarrón y dicharachero: Chobojo Master

La Canica, una perrita callejera

Por Chobojo Master - 28 de Marzo, 2008, 12:12, Categoría: NO SON CUENTOS

Por Chobojo Master

Les cuento, chobojos:

Este Master tiene su espacio en la revista Toma Todo. La sección se llama: Chobojos. !Qué falta de originalidad la mía! Pudo haberse llamado de otra manera, algo así como Filigranas y torceduras del pensamiento, Aleluya del cotorreo, Mostrador de miserias, La tenaza de Parménides, La espada flamígera de Felipe el Desobediente, incluso Choborrollos…, pero no fue así.

Cada mes, este Master, servidor de todos ustedes (hasta cierto punto, ¿eh?), teclea un artículo para la citada publicación, que como ya se sabe (y si no, para que se sepa) dirige el Chobojo Alonso Marroquín.

Reproduzco a continuación uno de los artículos ahí publicados. Diviértanse. Aquí va.

La Canica, una perrita callejera

En el número anterior les platiqué de Cultura, una perra muy especial; en esta ocasión, chobojos déjenme contarles de otra perrita, que apareció un buen día en la calle donde este Chobojo Mayor vivía. Inicialmente la raza le puso por nombre "Canica", no sé si porque, como si fuera gente pobre, había rodado mucho o simplemente andaba de aquí para allá.

Todas las historias de perros tienen su moraleja y están asociadas a muy diversas anécdotas, unas veces simpáticas y otras en extremo trágicas. Valga el espacio para recordar a un periodista argentino, Juan José de Soiza Reilly, quien escribió un pequeño texto, publicado en México por  Editora Nacional, titulado El alma de los perros, donde escribe -anoto, sin citarlo textualmente-: este era un perro tan desgraciado, tan apaleado, hambriento, sarnoso, perseguido y segregado, que más que perro parecía hombre. En su ejemplar, el periodista hace diversas analogías entre los perros y sus vidas con el hombre y la suya, marcando similitudes impresionantes. Pero debo regresarme a la historia que quiero contarles.

Resulta pues, que la Canica se ganó a todo el vecindario, porque era indudable que, viniera de donde viniera, había sido muy bien educada por quienes fueron sus amos y era destacada por su obediencia a cualquier orden que se le diera. Al paso de los días, buscó y encontró un recodo que tomó como su domicilio: el descanso de una escalera independiente que llegaba a un departamento aislado en un vecindario de esos que tienen patio y macetas floridas en las orillas.

El tiempo pasó y la Canica se convirtió en un todo un personaje extraordinariamente popular. Era favorecida con viandas suculentas y cobijada con buenos trapos; hasta un pequeño techado le construyeron los vecinos. Buena defensora de su territorio, juguetona con los niños… una perra que -así lo decían los escuincles-, hasta cantaba. ¡Cuántas cualidades se le adjudicaron! ¡Todas!

Cierto día, llegó un chobojo de esos mala sangre, sangregorio, sangrón, mamón, mamila, jactancioso, presumido, pedante, nadiememerece, que había sido residente en la cuadra, y al ver a la Canica, calificó y preguntó de botepronto:

-¿Y cómo se llama el pinche perro?

Este Master, que ya se vestía de humor negro, le contestó muy serio.

-Se llama Usted.

-¿Cómo? ¡Así se llama?

-Sí, así se llama. Pero déjeme hacerle una aclaración. Usted no es un perro, Usted es una perra. Ah, pero eso sí: Usted es muy obediente. Nada más se le da una orden y Usted la obedece de volón pin pon. Usted, además es una perra muy cariñosa. Si se la pongo, Usted me lame la mano, o Usted va corriendo por el palito, si se lo aviento. Aunque para serle franco, eso de que Usted sea una perra tiene sus inconvenientes, porque cuando Usted está en brama, todos los perros andan detrás de Usted, y ya se imaginará el espectáculo que da.

-Bueno, ya. ¿De qué se trata?- me estás ofendiendo.

-No. Lo único que estoy haciendo es platicarle de cómo es Usted.

El tipo casi me mentó la madre, se dio la vuelta y se fue. Yo, para rematar, de inmediato, llamé a la Canica, pero no por su nombre, sino con el Usted, y ¿qué creen?.. la perrita obedeció. El fulano también volteó y todos los que estábamos ahí soltamos la carcajada. Entre chobojos te veas.

Celebérrimos chobojos…

Por Chobojo Master - 27 de Marzo, 2008, 14:38, Categoría: LAS NOTAS DEL CHOBOJO MAYOR

Celebérrimos chobojos, prístinos habitantes de una especie de país, en una especie de islota (continente), en esta especie de planeta. Los griegos le dieron ese nombre a los cuerpos que giran alrededor del sol en este sistema planetario y quiere decir: errante.
En esta ocasión, chobojos pasionarios, de almas maculadas (mácula significa mancha; inmaculado, sin mancha; maculado… pos manchado), así que cuando digo chobojos maculados pues quiero decir… eso: chobojos manchados… (¿Qué chobojo que se precie de serlo no es un manchado?).

En esta ocasión, decía, no voy a tocar ningún tema específico. sólo quiero verbear. Ante el cúmulo de noticias abrumadoras, sólo se me da la gana aventar choros, decir vainas locas, divagar, soltar dos o tres cosillas por aquí y por allá, aunque sean totalmente inconexas.

Oh, sí, chobojos, se me puede ocurrir hacerles algunos versitos o recordar aquello de que las bellas también son chobojas, nadie se escapa.

Árbol de las verdes frondas,
¿por qué se te caen las hojas?
¿Es que acaso ignorabas
que ellas también son chobojas?

Valga decir que ser chobojo no significa de manera exclusiva que todos tenemos en mayor o en menor proporción algo negativo o poco digno. Eso, de suyo, es contundente y cierto. Nadie está libre de ser envidioso, tacaño, masoquista, ventajoso, aprovechado, mordaz… y un largísimo etcétera. De ahí la sentencia que ha prevalecido durante muchos años:

“Es más fácil reconocerse chobojo, que demostrar no serlo”

Hay que abrir muy bien los ojos,
porque así, como si nada,
cierto tipo de chobojos
te mandan pa’ la chingada

Sin embargo ser chobojo es igualmente sinónimo de ser destacado, pionero, dedicado, creativo, sobresaliente y más, mucho más. Sigue pendiente la segunda parte de la historia y espero entregárselas en breve, para que quede muy claro porque se dije que hay de chobojos a chobojos. En la parte pícara, no es lo mismo darle una buena mordida, a lo chobojo -es decir, lo más grande posible- al emparedado del compañero de trabajo, que darle una mordida a lo verdaderamente chobojo (con mala madre) al petróleo mexicano, como quiere hacer el tal felipe calderón. Eso es una chobojada que no tiene madre.

No es lo mismo una mordida
a la torta de un paisano
que hacer alianzas oscuras
pa’ joder al mexicano.

Los políticos, los ricos
que se roban siempre el queso
son chobojos que merecen
que les tuerzan el pescuezo.

Chobojos, despídome, márchome, voyme, retírome. Este tipo de palabrejas fueron acostumbradas hace algunos años por la revista semanal de nota roja: “Alarma”. Por cierto la publicación dejó de circular durante un tiempo, pero regresó. Acostumbraba poner sus titulares de la siguiente manera.

Matolo
Encostalolo
y, para no ser descubierto,
Tirolo al río.

Es cuanto chobojos, y recuerden aquella frase que dice:

Hay mundos mejores que este, pero son carísimos: Chobojo Master

Quisiera - Poema de Elena Ramos Moreno

Por Elena Ramos Moreno (Eleram) - 27 de Marzo, 2008, 13:11, Categoría: VERSOS LIBRES

Elena Ramos Moreno (Eleram)

Quisiera tener alas para volar a tu encuentro
en esos mundos lejanos que habitas,
de colores, de luces y sueños,
de susurros, melodías y canciones;

quisiera encontrar la palabra bella para decirte,
para aliviar los dolores, las penas y lamentos
del paso del tiempo, que ha dejado su huella
tatuando más profundo las heridas;

quisiera crear ese mundo de fantasía,
donde en los sueños, se conquista
con sonrisas, besos y caricias,
lleno de pasiones desbordadas;

quisiera tomar tu mano
y así juntos caminar por la vida,
vivir sueños, rescatar ilusiones,
siempre juntos… eso quisiera.

25 de marzo del 2008

Sin prisa, despacio

Por Adela Canales Sariñana - 22 de Marzo, 2008, 5:01, Categoría: VERSOS LIBRES

Por Adela Canales Sariñana


Veo el paisaje lleno de flores, que tanto te gustan,
la gama de verdes que nos anuncia la vida;
las luces que cambian de intensidad, la vida;
releo tus poemas y más me entusiasmo.

Me gusta despertar oyendo que me quieres,
tu aliento por continuar en mi vida,
tu necesidad de ser congruente.

Se unen nuestros cuerpos al mismo ritmo,
sin prisa, despacio,
aprovechamos cada minuto para amarnos,
despacio, sin prisa.

Me gusta descubrir tu mañana,
unirnos en los planes sin fecha, con el mismo destino;
sentir tus manos recorrer mi cuerpo, descubrir nuestras ansias,
estar juntos, sin prisa, despacio.

Chichén-Itzá, 10 de enero 2008

Los vicios del esclavo - Capítulo X

Por Leonel Puente Colín - 22 de Marzo, 2008, 4:08, Categoría: LETRAS Y GARABATOS

Por Leonel Puente

Puntos suspensivos

Recuerdo bien aquella noche, mañana se cumplen veinte años. Hacía mucho frío y no tenía más que un par de papas dentro del refrigerador y varias bolsas de té de manzanilla en la alacena. Cocí las papas, las pelé, las corté en rebanadas; luego espolvoree un poco de pimienta y de sal sobre ellas; herví agua para prepararme una bebida herbal; y en silencio y con calma, disfruté mi frugal cena.

Estaba muy contento, porque después de meses de trabajo constante, por fin había logrado escribir una historia interesante. Muy interesante en realidad. Sin embargo, al terminarla, en vez de poner punto final, le puse puntos suspensivos. No fue un error, como algunos ingenuos creen, lo hice a conciencia. Ahora sé que debí cerrar aquella historia, pero la dejé en suspenso porque era la mejor de todas las que yo había hecho y, si tenía éxito en el gusto de la gente, podría sacarle más jugo.

Y sí, tuvo mucho éxito; de hecho, en menos de una semana mi refrigerador y mi alacena estaban repletos de comida; en menos de un mes, tenía un traje nuevo, varios pares de zapatos de piel fina y una cama nueva; antes de terminar ese año, compré un carro deportivo de contado y me mudé de casa.

Dentro de unos días me van a entregar un reconocimiento, es decir: otro diploma, otro trofeo, dinero y aplausos. La verdad quisiera evitar la aburrida ceremonia y mandar a alguien en mi representación, pero ahí van a estar varias personas importantes a quienes no se les puede desairar impunemente. Además, asistirán muchos jóvenes que creen en mí, que confían en mí y que piensan que mi "genio creativo" está cruzando por su mejor época. ¿Debería desengañarlos de una vez?

Mi cuarta esposa a veces me comprende: se queda callada cuando yo me callo y no hace ruido cuando me ve escribiendo; representa muy bien su papel de mujer enamorada cuando estamos ante algún público; y, aquí en casa, hace todo lo posible para que convivamos de forma agradable. Pero no puede durar mucho éste asunto: tiene diecisiete años menos que yo y nuestro contrato matrimonial fue precisamente eso: un contrato, un intercambio, una transacción. Mi fama a cambio de su belleza; su belleza a cambio de su fama. El plan eran tres años juntos y ya llevamos cinco. Ella o yo podemos irnos cuando queramos, pero todavía no lo hemos hecho. Amor, no es; admiración mutua, tampoco creo que sea. Creó que simplemente calculamos mal el tiempo.

No tengo hijos ni los tendré; no puedo tenerlos: soy estéril. Podría pagar los servicios de una clínica especializada en genética y, con la tecnología de hoy, clonarme o algo así; pero no: sería de mal gusto.

Ya está decidido: el próximo otoño voy a ponerle, por fin, punto final a aquella vieja historia. Alguien dijo alguna vez: "Un instante dura el Paraíso, lo demás es pura repetición"

-¿Qué quieres que te prepare para cenar?- me pregunta con cariño mi linda esposa.

Yo no lo pienso dos veces y le contesto:

-Un par de papas hervidas con un poco de sal y pimienta.

-¿Eso es todo, no se te antoja algo más?

-No… o bueno si, también un té de manzanilla, por favor. 

27 de Noviembre del 2007

Artículos anteriores en Marzo del 2008

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog