REXEGO 7

Por Chobojo Master - 19 de Junio, 2007, 23:40, Categoría: PASION AJEDREZ

De El Tablero y sus Tablas.

Capitulo Cuarto

"Pertenezco a la humanidad pecadora. A la comunidad de los errores de la carne; mis iniquidades, mi falta, mis pecados; así como la iniquidad de mi cuerpo culpable; pertenecen a los gusanos y a los que avanzan entre tinieblas..."

Rollos del Mar Muerto.
Salmo Final.
Manual de Disciplina.

Sesenta y cuatro cuadros o escaques (como prefieran llamarlos). Treinta y dos negros. Treinta y dos blancos. Casi un infinito de posibilidades. Lúdico tormento, que se convierte en delirio, cuando se toma en cuenta que, para darle vida a cada elemento, hay que verter sangre propia sobre cada una de las formas.

Dieciséis piezas de un lado. Dieciséis piezas del otro bando. Matemática, teóricamente hablando, casi las mismas probabilidades de ganar; excepto por el hecho de que las blancas tienen la iniciativa y, como ya es sabido, según la teoría del caos: "Hasta el mas mínimo aleteo de una mariposa, repercute hasta el confín del universo".

Seis hermosas figuras, cada cual con distintas características, habilidades, dinámica de desplazamiento, poder de ataque o defensa y, por ultimo, determinadas limitaciones o restricciones. Estamos hablando, básicamente, de un ejército perfecto contra otro igual de perfecto. Luego entonces, la clave es la estrategia: avanzar cuando se deba avanzar; retroceder si no hay otro remedio –y sólo en ese caso-, pues, la retirada desordenada se convierte en persecución y masacre; replegarse; reagruparse; reiniciar la lucha una y otra vez sin mostrar signos de desfallecimiento o temor; no pedir ni dar cuartel pues, el venerable genio del Logos habita en el tablero y, para él, la compasión no es una virtud sino insulto arrojado en pleno rostro, la mas grave ofensa. Matar; cuando haya que matar. Sacrificar; cuando haya que sacrificar. Salvar alguna posición o alguna pieza; cuando así pueda hacerse. JAMÁS PERDER LA CONCENTRACIÓN. El que divaga, fenece; quien se abandona a si mismo no tiene salvación.

Seis figuras distintas. Siete anticipaciones (como mínimo) para tratar de adivinar las intenciones del rival. Conocer las trampas clásicas; las variaciones de una misma tirada; inventar ataques; inventar defensas; crear un ambiente de respeto para cada movimiento. El mundo puede seguir rodando o girando en el espacio interestelar: eso no interesa cuando se juega uno la vida. En el tablero de ajedrez, sucede lo mismo que después de un naufragio: lo único que importa es continuar respirando aire de calidad.

Sólo existe una pieza insustituible; sólo una figura no puede ser recuperada ni arriesgada con negligencia; de ningún modo, por ningún motivo o razón puede ni debe ser sacrificada; sólo existe un punto central y fijo que es absolutamente innegociable e indispensable: piérdelo y perderás todo de manera irreversible, nada quedara en pie o, si acaso, una serie de números y letras anotadas con tinta—quizá de color púrpura, quizá de color azul, tal vez negra, tal vez gris ¿ya que importa eso?; incluso alguien podría ser capaz de registrar los detalles de todo el proceso y redactaría una historia para ser contada al caer el crepúsculo o al rayar el alba y que, por su belleza, se convertiría en leyenda; pero solo eso, de ti no quedara nada mas que el polvo para que se revuelquen sobre él los vencedores gusanos.
 Aquí, en este preciso punto, se hace presente y se confirma con autoridad el sabio sermón de Bossuet:

"Todo nos llama a la muerte; la naturaleza, casi como si tuviera envidia del bien que nos ha hecho, nos declara a menudo y nos da a entender que no puede dejarnos mucho tiempo el poco de materia que nos presta, que no debe permanecer en las mismas manos y que debe estar eternamente en circulación: la necesita para otras formas, la reclama para otras obras"

Así pues, y dado que todo Génesis contiene ya en sí el germen de su propio Apocalipsis, miremos de frente a la vida; miremos de frente a la muerte; dejemos que los espíritus vulgares se repartan los bocados del festín: nosotros, serenos y estoicos, ayunemos antes de dar el primer paso firme. Ayunar no es lo mismo que pasar o tener hambre. Nunca lo fue ni lo será.

Leonel Puente.
14 de Febrero del 2007. Casi medianoche.
México. D.F. Poniente de la Ciudad. A muchos Anos Luz de cualquier Estrella.

Dedicado a Heriberto Martínez Cisneros, mi entrañable amigo.

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog