Los vicios del esclavo - Capítulo XXII

Por Chobojo Master - 12 de Abril, 2006, 9:50, Categoría: LETRAS Y GARABATOS

Las disertaciones del esclavo continúan. Leonel Puente con su peculiar capacidad de observación, sigue haciendo llegar a este afamado Blog de los Chobojos, sus entregas. Leonel nació en la Ciudad de México y uno de sus propósitos como escritor ha sido estar en contacto permanente con los diferentes estratos sociales de esta fabulosa ciudad, zonas marginales incluidas, para contar con un "universo completo". De ahí la riqueza de sus trabajos. Este Master, a gotas, irá integrando una amplia semblanza de un flaco de 1.85 mts, de espíritu sereno, pero crítico y punzante. Es cuanto, Chobojos, No se esclavicen y en estos días de guardar, que no se guardan más, incluyan la lectura en sus haceres.

Chobojo Master


    Existe un lenguaje más exacto que el de las palabras: el de los números. En lo personal, no me parece tan hermoso como el de las letras; es además frío y complicado; sin embargo, es un instrumento de conocimiento muy interesante y poderoso (quizá precisamente porque no cualquiera lo puede comprender). 
     Me he dado cuenta, gracias a mi DICCIONARIO, que conocer la definición de una palabra ayuda mucho, pero el asunto no es tan simple, porque no garantiza que todo mundo la utilice de la misma manera; una misma palabra puede significar cosas muy distintas para una persona y otra. (La palabra LIBERTAD, por ejemplo, no puede significar lo mismo para un terrateniente que para un esclavo vicioso como yo). Ahora bien, aunque mi conocimiento de las matemáticas es todavía más limitado que el de la gramática, me llama mucho la atención el hecho de que los resultados de algunas operaciones son inalterables: 2 más 2 son 4, aunque seas esclavo o amo, rico o pobre, negro o blanco, débil o fuerte, necio o sabio. 2 más 2 siguen dando el mismo resultado matemático.
    Aquí hay algunos esclavos que saben leer y escribir; también hay dos o tres que tienen nociones de operaciones matemáticas básicas, pero utilizan sus conocimientos adquiridos en situaciones muy concretas y con eso les basta. Me he sentido tentado a entablar una conversación con alguno de ellos, pero aún no me atrevo porque sólo tengo confianza con mis compañeros de cuadrilla y ninguno de estos tiene la más básica cultura.
    Me intriga mucho saber qué leen los esclavos que saben leer y también tengo curiosidad por conocer más acerca de esa ciencia ilimitada llamada matemáticas. Quizá haya alguien aquí a quien se le ocurrió, como a mí, escribir notas acerca de su vida, pero no puedo estar seguro de eso pues ¿qué de maravilloso puede haber en el diario de un esclavo?
    Hay mucho de locura en eso de andar anotando las vicisitudes de un ser como yo, al que nadie echaría de menos en forma especial. Cualquier día puedo desaparecer y el mundo no cambiará esencialmente; cualquier día puedo perder estas hojas garrapateadas y nadie las va a extrañar. Además ¿qué verdad puedo decir si sólo me la digo a mí mismo?
     Pero en fin, decía que el lenguaje de los números es más exacto que el de las palabras. En mi DICCIONARIO vienen las Tablas: Suma. Resta. Multiplicación. División. Ya me las aprendí de memoria, como los pericos que repiten las cosas pero que no comprenden su significado. ¿Y ahora qué? A las Sumas y las Restas se les puede hallar una lógica si uno se esfuerza, pero las Multiplicaciones y las Divisiones son asuntos muy complicados, y duele mucho la cabeza si uno trata de encontrarles una secuencia o alguna regla. Por ejemplo: 2 más 2 dan 4, también 2 por 2 dan 4. Hasta allí todo está más o menos simple, pero 3 más 3 dan 6 y 3 por 3 dan 9, según las Tablas. Ahora bien: 2 menos 2 es igual a 0, pero 2 entre 2 es igual a 1. No dudo de la información de mi DICCIONARIO, pero ¿cómo diablos aparecen de la nada tales resultados tan extraños? ¿Será un juego macabro?
      Las matemáticas son un gran misterio para mí y, sin embargo, últimamente me están sirviendo para olvidarme del trajín cotidiano: cuento el número de guadañazos que le doy al pasto; cuento los pasos que camino desde mi catre hasta el área de trabajo (de ida y de vuelta); cuento mis respiraciones antes de dormirme; cuento los latidos de mi corazón desde que me despierto hasta la hora del desayuno; cuento los dedos de mis manos y de mis pies: 10 dedos en los pies, 5 dedos en la mano derecha, 4 dedos completos y uno cortado a la mitad en la mano izquierda... No sé si contarlo o descontarlo, porque no está íntegro desde que un día, hace muchos años, me lo cercenó un capataz por robarme un pan y una pluma –la misma con la que escribo en estos momentos-, aunque en realidad el castigo fue únicamente por el pan, porque de la pluma no se dieron cuenta.

Leonel Puente Colín


Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (4)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog