4 de Abril, 2006

Miguel de Cervantes, su obra y otras yerbas

Por Chobojo Master - 4 de Abril, 2006, 1:45, Categoría: LETRAS Y GARABATOS

Leed, chobojos, que el día de hoy os narraré del gran manco de Lepanto, que por obras tan valiosas como El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, La Galatea, sus Novelas ejemplares, Viaje del Parnaso y sus Entremeses, que han aguantado el paso del tiempo y habiendo sido reconocidas por tantas naciones y personajes de alcurnia como magníficas, seguirá siendo ejemplo cumbre de talento, sencillez y buen caletre, prevaleciendo para la gloria de la lengua y regocijo de las generaciones, siempre y cuando leáis esos tesoros que tan a la mano están, claro está.

Os he de platicar también, brevemente -en una segunda nota-, del Maestro Enrique Ruelas, que tuvo a bien escenificar en Guanajuato, los entremeses del dicho Miguel de Cervantes, con la participación del estudiantado de la aquella hermosa Universidad de la que se ufana la ciudad, con tino tal que a la larga derivarían en el famoso de suyo, Festival Internacional Cervantino.

De Don Miguel, sábese sobrado que sentó plaza de soldado y embarcado en la galera “Marquesa” luchó en Lepanto, como los mejores, tirando golpes de espada por diestra y por siniestra y si no perdió la mano, esta le quedó inválida por las heridas recibidas. De regreso a España la ya dicha galera fue capturada por los turcos y de esto se sabe por seguro que le tuvieron preso por cinco años, con dos intentos de fuga que dictáronle su valor o desesperación.

Ya a la vuelta por Madrid, dedicóse a la pluma y dióle rienda suelta al ingenio, publicando primero que otras de sus obras, su Galatea en 1585 y algunas piezas de teatro. Pasó a Sevilla y fue allá como Comisario Real de Abastos, siendo preso dos veces, al parecer con injusticia. Yendo después a Valladolid, publica allá la primera parte del Quijote en 1605 y abriendo los ojos y dándose cuenta del éxito de la tal obra, aprovecha para que se impriman Las Novelas Ejemplares y Viaje del Parnaso. Diez años después de la primera parte, publica la segunda de su Quijote y aparecen también Ocho comedias y ocho entremeses nuevos. Los trabajos de Persiles y Segismunda es el trabajo último del maese que ve la luz. Don Miguel muere 4 días después de su publicación el 23 de abril de 1616.

Don Miguel vivió el esplendor de España, en esa época de oro que fuera el renacimiento. Fueron sus contemporáneos genios universales, que sea dicho, todos trascendieron por su valía y entre ellos, por rigor, débense mencionar al gran Lope de Vega y Carpio, autor de comedias, a Lope de Rueda, a Quevedo, Juan Ruiz de Alarcón y tantos más.

Aconteció, y es obra que hasta la actualidad existe, que antes de ser publicada la segunda parte del Quijote de Cervantes, vio la luz otra segunda parte, firmada por un tal Alonso Fernández de Avellaneda, una segunda parte apócrifa, falsa, sin haberse sabido a ciencia cierta quien fue el autor de tal versión. Hay quien mencionó los nombres de Lope de Vega o el del mismo Quevedo como probables autores, pero de comprobaciones nada. Así pues, Don Miguel, pasó el trago amargo, por mientras terminaba la segunda parte de las aventuras de su caballero andante, que en derecho y bien rubricada y bien dedicada ha llegado hasta estas fechas.

Cervantes de Saavedra padeció el mal de orina, ese donde los médicos de la época para detectarlo, hacían un buche del amarillo y caliente líquido, casi saboreándolo, para confirmar si había azúcar en la sangre o no. Cierto es también que los orines les blanqueaban los dientes, habiendo galenos que los lucían esplendorosos. En palabras más claras, chobojos, os quiero decir que el tal Cervantes Saavedra era diabético.

Alfonso Mateo-Sagasta en su libro Ladrones de tinta –novela que os recomiendo ampliamente-, narra una historia donde Isidoro Montemayor, chalán de Francisco de Robles, librero del Rey, el más notable editor madrileño del Siglo de Oro español y que aparece también como propietario de un tugurio de apuestas y que publicara la primera parte de la obra maestra de Cervantes, va a la búsqueda del autor de esa segunda parte ilegítima, y las vicisitudes por las que pasa divierten e ilustran. ¿Quién es Alonso Fernández de Avellaneda? ¿Por qué hizo la segunda parte del Quijote? El autor recrea una España renacentista con una facilidad impresionante, de una viveza sin igual y con un excelente sentido del humor. Lean, chobojos, los libros no muerden.

Agotó su ingenio e fizo el texto a una mano, sin haber sido prisionero:
Chobojo Master


Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (1)
Etiquetas:

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog