Enero del 2006

Relación incompleta de sinónimos del pene (debe haber más)

Por Chobojo Master - 30 de Enero, 2006, 21:12, Categoría: LAS NOTAS DEL CHOBOJO MAYOR

Chobojos todos:

En diversas ocasiones me ha sido solicitada la relación de sinónimos que nos ocupa el día de hoy. Ésta fue enviada por correo eléctrónico hace algunos ayeres y siempre la he considerado incompleta, pero eso no es obstáculo para que se difunda de nueva cuenta, así, tal vez se animen a enriquecerla dejando sus aportaciones u observaciones en los comentarios al pie de este artículo.

En aquel entonces se acercaba la fecha de San Valentín y el gremio chobojo estaba integrado sólo por puros “machitos” dizque de buena ley; en la actualidad esto no es así  y no me refiero a que los machitos hayan dejado de ser de ley, sino que este gremio también está integrado, orgullosamente, por chobojas. Tomando en consideración lo anterior, este Master aclara que la lista es meramente de difusión cultural, humoristica o de curiosidad, haciendo a un lado todo propósito ofensivo.
 
Así pues, Chobojos, para que enriquezcan su vocabulario, aquí les pasó, sin albur, una buena dosis de sinónimos relacionados con el aparato reproductor masculino. Sé que quedarán complacidos con esto que les pongo – otra vez sin albur - en esta nota de hoy.

Dadas las características de la palabra en cuestión, como ya se anotó, se acepta que la lista no esté completa, porque si para algo es ingenioso el latino, entre otras cosas, es para generar palabras con doble sentido, y no se diga de nosotros los mexicanos, o de los ches, o de los... todos…  En todas partes se cuecen habas.

Espero que disfruten mucho de estos sinónimos, siempre sin albur.

¡A mi señal! ¡Música, maestro!

Sinónimos del pene


abregrutas - animal - aparato - asunto - badajo - banana - barra - barreta - bejuco - berenjena - biáncamo - bicha - bicho - bimbolita - bimbolo - birote - boa – bolsa - bondiola - burro - butifarra - cabeza de papa - cabezón - cabezote - cabía - cabilla - cable - calvito - calvo - camarón - camote - campanita - caoba - car’e papa - cara de haba - carajo - chacotero sentimental - chambeador - chicho - chilate - chile – chino - tuerto - chipota - chorizo - chóstomo - cipote - clavo - cohete - coisa - cola - colita - corcho - corneta - cosa - cosita - cuero - dedo largo - destornillador - destripador - el caballero - el con_suelas - el dedo sin uña - el veintiún dedo - el venas - encajoso - espada - ésta - estaca - estadoñu - éste - falo - fenómeno - fierro - flauta - forcha - garrote - guacharaca - güevo - guindola - herramienta - hierro - instrumento - jan - jinete - juancito el calvo - juguetón - la huérfana - la llorona - la negra - lahaceniños - leña - leño - lezna - llanero solitario - llorona - longaniza - macana - machete - machuca papas - majá - majapapas - mamerro - mandado - mandarria - mango - manguera - maseta - mástil - matapuchas - material - matraca - mayelu - mazacuata - mendó - mereces - miembrillo - miembro - minga - mochococho - mongol - monstruo - morcilla - morronga - muñeco - nabo - negro - ñema - ñonga - ñonga - pajarito - pájaro - palacuca - palmera al revés - palo - paloma - Pancho - pelón - pelona - pendorcho - pene - penosa - penoso - pepino - pica - picahielo - picaseso - picha - picho - pico - pija - pijo - pilila - pilín - pinga - pingo - pipí - pipiolita - pirrín - pirulí - pisapollos - pistola - pistolita - pito - pitufo  - pitulín - pixa - pizarrín - plátano - polla - porongo - porra - príapo - proveedor - punta - rabo - rajón - regalón - rolo - rompeconchas - sable - sacacorchos - salchicha - San Buto - sardina - solitario - tallo - tarugo - taruguito - tolete - tornillo - torniquete - tragasapos - tranca - trípode - triquis - trompa - tronco - tronquito - tubo - tufona - tula - tuleño - tuya - vara - verdolaga - verdura - verga - vergansito – vergüenza -   versh - vianda - víbora - yuca

¿Un cachito más? Eso sí sonó a albur, mejor... ¡Gócenla en grande, Chobojos!

Chobojo Master

 Un click aquí para enviar un correo al Chobojo Master


La pesadilla ha comenzado

Por Chobojo Master - 25 de Enero, 2006, 1:21, Categoría: LAS NOTAS DEL CHOBOJO MAYOR

Hey, Chobojos: La pesadilla ha comenzado.

Sí, me refiero a que las campañas por la obtención del botín, perdón, de la presidencia de la República ya empezaron a utilizar el dinero de todos los mexicanos,  15,000,000,000 de pesos, en las cosas más abyectas que podamos imaginar. Algunas de ellas se vuelven irritantes “y mas que se irán poniendo” diría un paisa.

Véanlo, como indica el pleonasmo, con sus propios ojos, escúchenlo con sus propios oídos (las orejas nada más canalizan el sonido, o le sueltan los chismes al jefe, que a así se les dice también a cierto tipo de chobojos), tóquenlo con sus propias manos, siéntanlo completito… Ya, ya, ya, porque eso parece albur, tal vez lo sea.

Como decía, chobojos, ya empiezan a aparecer nuestros dineros convertidos en la llamada basura electoral, además de los muchos que se candidatean, que también lo son. claro está: correspondencia de lujo en fino papel couché, con ensobretado de primera, impecables impresiones de ofset a todo color, faltaba más, eso del blanco y negro, dos o tres tintas se vería muy feo, hay que aprovechar los recursos de las nuevas tecnologías en las artes gráficas; lienzos plásticos para adornar los postes en cuanta calle sea posible; mantas, anuncios espectaculares, banderines, gorras, camisetas, llaveros, encendedores, panfletos, el uno con la cara sonriente de fulano, el dos con las promesas de zutano, el tres con los ataques a perengano, el ene, con ene mafufadas más… 

Ahí están las camionetas pick up del año o las de lujo –para dar envidia a cualquiera– o los microbuses con el slogan del partido X, creado maravillosamente  por el mercenario de la publicidad que contrataron; llevando los altoparlantes  a todo lo que dan, fastidiándonos los oídos, el hígado y el día; los anuncios de radio y televisión –televisión abierta y de paga, para eso hay billetes de a madres, para gastar a gusto–; los noticieros que tendrán su programación saturándonos los próximos seis meses con la misma cantaleta. El Peje dijo, Felipillo prometió, Robertito se defendió, todos prometieron… El Verde Ecologista cambió otra vez al mejor postor, negocio de familia al fin y al cabo, el PRD se pelea internamente hasta el infinito, el PRI ya no pinta ni con tinta, Marcos sigue con su otra campaña…

Pa’ su madre. Nos tendremos que aguantar esos 15 mil millones de pesos convertidos en un bombardeo incesante, como guerra sin tregua, veremos desfilar muchas mentiras y pendejadas en papel, historietas, video y audio; logotipos de la misma vaina en plumas, folletos, trípticos y dípticos, DVDs con rollos y rollos: “yo soy el bueno”, “conmigo sí”, “tengo la mano pesada y la voy a usar”, cancioncitas sonsoneteras de monotonía infinita “para que se les peguen a los electores”, clásico pensamiento del publicista.

¡Qué monserga! La fiesta de la democracia que así le dicen los políticos no es más que el derroche del dinero de todos y el abuso desmedido. Si los partidos tuvieran que pagar todo lo que hacen, se interesarían en llegar a los ciudadanos de otra manera y no habría semejantes despilfarros. Ahí está el caso del voto en el extranjero, un fracaso absoluto.

Es en esta medida que las empresas de  publicidad y los medios de comunicación participan con esa gran capacidad creativa que tienen. Son capaces de promover y vender mierda siempre y cuando les lleguen los billetes en abundancia y sí los hay chobojos.

Cuando llegue el momento, voten por el menos malo y traten de ver más allá, mucho más allá de la publicidad y las televisoras.

¡Chin!* El Dr. Simi quedó fuera. Este master tenía ganas de ver sus botargas en campaña, esas por lo menos son simpáticas.

Es cuanto, Chobojos. Tomen sus precauciones, no se los vaya a chupar la bruja en caso de que salga otro presidente parecido a los que hemos tenido.

Chobojo Master

Chin! .- Interjección lastimera, equivalente en este caso a Qué lastima, Ni modo.


Mimetismo - Cuento

Por Alonso Marroquín Ibarra - 24 de Enero, 2006, 17:03, Categoría: CUENTOS Y MICROCUENTOS

Les quitaron poco a poco sus canciones
y se sintieron felices pensando que el rock era su música.

Les cambiaron la vestimenta
y sintieron la mezclilla y las telas sintéticas como parte de su piel.

Sustituyeron sus costumbres casi hasta borrarlas
y las celebraciones de antaño se cambiaron por el festejo consumista.

Su historia nacional fue primero tergiversada y luego omitida
y los nombres de sus nuevos héroes se pronunciaban en otro idioma.

Así quedaron en la sepultura, después en el olvido y finalmente permutadas
sus fiestas nacionales.

Luego trastocaron sus pensamientos
y ellos alabaron entonces a los extraños y tomaron todas sus costumbres.

Se llamaban los hombres nuevos, las mujeres nuevas,
teniendo ahora pensamientos siempre a la moda
viendo y consumían todo lo bonito
aplaudiendo con loco entusiasmo todo lo ajeno.

Se sintieron gente bella viviendo sólo cosas de maravilla
y creían ser exclusivos, únicos, diferentes a los demás.
Ya no pensaban en cosas de horror, no,
era mejor ser positivos y vivir en sus burbujas de cristal.

La mayoría terminó siendo una copia del de junto,
sin rasgos distintivos, una calca de los estereotipos de la televisión.

Así fueron uniformados en sus conductas, en sus respuestas,
todos comportándose igual, reaccionando igual.

Aquella sociedad terminó anulada, sin personalidad
fueron convertidos en cosas, cada cual con su número.

Un día, indeterminado en el tiempo, ahí donde alguna vez había existido un país maravilloso, se escuchó una voz, primero tímida por miedo al rechazo de esa mayoría homogénea, luego más fuerte en compañía de otras; fue creciendo poco a poco, advirtiéndose que contenía algo más que una ocurrencia individual.

-Soy Juan Gutiérrez… Quiero de vuelta mi identidad. ¡Quiero mi identidad, nuestra identidad!

Alonso Marroquín Ibarra

Enigma

Por Alonso Marroquín Ibarra - 18 de Enero, 2006, 12:55, Categoría: VERSOS LIBRES

Tu amor es distinto
me eleva y me mata

Cuando la tarde se pone de amables naranjas
silbando tonadas recuerdo tus labios

Ayer las horas se fueron ligeras, calladas
mientras sonreías y te platicaba

Sigo atrapado de tu porte digno
y siempre que me punza el alma
recuerdo un paisaje con sus calles largas
unidas al fresco de las jacarandas

En ritmo nuestros pasos, ¿qué hacías? ¿volabas?
Tus ojos de dulce se perdían
como persiguiendo la distancia
con ese susurro tan tuyo
que sonaba a suspiros o leves tonadas

Tu amor es distinto, mujer
me eleva y me mata

Estás aquí, siempre dueña de un misterio
como un perfume que transporta y pierde
te aspiro, me lleno, me enajeno
pero a las pocas horas sé que no te tengo

No he sabido mucho de tus años idos
ni cómo se formó tu gesto
ni si vamos o venimos
sin embargo no te suelto

Me parece, mujer, que tú también
estás enraizada a este hombre
por tantos años como le has puesto
viajero de tiempo completo
que siempre se te ha dado entero

Me elevas, mujer, y me matas
y así me voy consumiendo

Alonso Marroquín Ibarra


De verdad, quiero ser vocero presidencial

Por Chobojo Master - 12 de Enero, 2006, 2:51, Categoría: LAS NOTAS DEL CHOBOJO MAYOR

Rubén Aguilar, el vocero del presidente Fox –debería ser el voz cero y no hablar– gana 1,873,000 pesos anuales, algo así como 180,000 dólares gringos, más sus prestaciones y canonjías, por supuesto. Un sueldo fabuloso, con más razón si tomamos en cuenta que lo único que hace es decir una sarta de mentiras y barbaridades… eso le han de ordenar desde la presidencia y en la presidencia está… ya sabemos quién está  ahí: Fox… perdón, y la señora Martha también.

–Mira Rubén, tú tienes que decir que los que emigran a los Estados Unidos, lo hacen por cuestiones culturales. Que entre el 80 y el 85 por ciento de ellos tienen trabajo aquí en México.

La verdad chobojos, con un sueldito así, lo más seguro es que cualquiera diría las sandeces que le indicaran. No es gran trabajo, sólo se necesita no tener ni una pizca de dignidad, ni vergüenza.

La nota irónica del Master
Yo quiero esa chamba. Quiero ser vocero de la presidencia. Cobro la mitad, y se me ocurriría decir, tocante al mismo tema, ese de los emigrantes, lo siguiente.

–Miren, nuestros paisanos aunque tengan trabajo, se van a la frontera, a veces dejando a sus mujeres e hijos a la buena de Dios por un profundo e irrenunciable interés cultural (hay que darle énfasis a la causa, que llegue bien). Eso es lógico, porque desde el momento en que deciden lanzarse a esa encomiable aventura, dejan su chamba y ya verá la vieja cómo le hace para sobrevivir, mientras su marido cumple sus elevados propósitos.

Vale la pena anotar que todo indica, según las estadísticas con que contamos, que el trabajador en busca de nuevos horizontes ha ahorrado un buen billete y se lo deja a su parentela, mientras él satisface sus caprichos de entrar en contacto con "otra civilización". Sus ansías por los aspectos culturales son tan grandes, que se anima a endeudarse, a irse con los polleros arriesgando su vida, viajando en contenedores, donde muchos han muerto de asfixia, a cruzar los desiertos hirvientes plenos de alimañas peligrosas, con la segura escasez inicial y posterior falta de agua. Nada lo detiene, él quiere llegar a su destino a como dé lugar, así tenga que rifársela con la border patrol, así tenga que recibir balazos de gas pimienta, garrotazos, escupitajos y balas reales, no importan muros ni alambradas. El paisano sabe de antemano que las autoridades de nuestro país dirán algunas palabras de condolencia en caso de que él o miles como él, su familia misma, murieran. Nuestros valientes trotamundos son de una talla tal, que asombran a cualquiera. Podemos imaginarlos, no hay obstáculo que no puedan vencer, nada logra apartarlos de su afán. Dense cuenta. Con esto que les digo, midan la fuerza de su interés cultural.


"Échenme a los Minuteman que quieran, me los paso a todos, one by one, por el arco del triunfo, ¿you know?. Échenme a todos los cuicos gabachos que se les ocurra. Yo, estando chimuelo, masco clavos y estando manco y cojo, echo volteretas y hago malabares. Métanme a la cárcel, los barrotes me recuerdan las canciones de Javier Solís. Con los cascabeles de las víboras hago sonajas para irme a bailar a Chalma y con los mandarriazos de los uniformados, nomás me carcajio "


Con esto, ¿Qué les quiero decir? Es claro que cuando se tienen ideales tan altos, no hay nada mejor que arriesgar la vida con tal de llegar al otro lado en busca de cultura, ya sea integrándose a esa sociedad cosmopolita, visitando los museos, las bibliotecas, participando en las fiestas polacas, italianas, alemanas, chinas, hindúes, holandesas, irlandesas… viviendo el júbilo de la celebración de San Patricio o el Súper Tazón. Ah la cultura de Disneylandia o de Epcot Center. Imagínense cómo se puede casi iluminar un paisano al entrar en contacto con Arnold. Sí, me refiero al Gobernator de California. ¿A poco el cine no es cultura? Y Arnold es una estrella "muy brillante" del cine.
Es claro con todo lo que les digo que ese intrépido paisano no se va de nuestro país por falta de trabajo. No. Se va por cuestiones culturales. Después le tratará de brindar el mismo beneficio a su familia, así los tenga que exponer a la muerte. Él piensa, "primero muertos antes que dejar de ir a los Yunates  aunque en México tengamos trabajo por todas partes". Así somos los mexicanos. ¿Quedó claro?

La Nota seria del Master
México ha perdido mas de 10,000,000 de trabajadores, se acaban los campesinos e importamos miles de millones de toneladas de productos agrícolas, ya no se producen. Nuestros paisas se han ido del país por estar en extremo jodidos y  tal vez la muerte, como a los paisanos chiapanecos, no los espante tanto porque están demasiado cerca de ella.

Sin embargo hay por lo menos dos preguntas obligadas, son inevitables. ¿De cual fuman en la vocería de la presidencia? ¿Acaso será cierto eso del toluache que le da Martha a Chente? Cada día que pasa es más  evidente que los gobernantes piensan que el país está lleno de imbéciles.

Señores políticos, de toda laya: no somos idiotas, ni retrasados mentales, pero ustedes sí que se comportan de manera demasiado extraña. En fin, hay de chobojos a chobojos.

Tecleó con afanes meramente culturales, sin llegar a la frontera: Chobojo Master


Cantar y cantar y cantar lo nuestro

Por Alonso Marroquin Ibarra - 10 de Enero, 2006, 20:34, Categoría: NO SON CUENTOS

Por aquel entonces había integrado yo un grupo, Barricada, que se dedicó a la interpretación y difusión de la música latinoamericana. El nombre del grupo fue la consecuencia de un propósito: defender lo propio ante la invasión desmedida de la música norteamericana.

Nos llenamos el alma de nacionalismo y de pasión por todo lo que nos une en nuestro continente y entonamos las canciones de nuestra América hermana. Nuestro repertorio recogió los viejos y los nuevos compositores, la música tradicional desde el Río Bravo hasta la Patagonia, llenándose las guitarras con todos los rasgueos y compases posibles, juntando charangos, cuatros, bombos legüeros, tiples, quenas, dulzaínas y todo instrumento imaginable que estuvo a nuestro alcance. Las manos faltaban para hacer vibrar las cuerdas y sacarle los ritmos a las percusiones.

El grupo de Los Folkloristas ya había empezado su destacada y encomiable labor y casi como lapas nos pegamos a ellos para aprenderles y cantar... Cantar con todo, desde las tripas; cantar para todos, no sólo en los escenarios de paga. Fuimos a los barrios, a las plazas, a los camiones (autobuses), a los mercados, a las escuelas y cantamos y cantamos y cantamos. Nos integramos con otros iguales, intercambiando experiencias, acabándonos las noches, descatalogando al sueño, y el entusiasmo en vez de menguar, crecía.

Ahí estaba la nueva trova cubana, la música reflexiva de Enrique Ballesté, la guerrera de Gabino Palomares, la poco difundida en México de Atahualpa Yupanqui, el neofolclor chileno. Ahí también, las voces de Violeta Parra, de Soledad Bravo, de Mercedes Sosa, todavía no invadida del todo por su superego, el esencial Víctor Jara y su Canción del Poder Popular, Daniel Viglietti, Facundo Cabral sin sus apegos afrancesados o místicos, Alberto Cortez siempre burgués con su filosofía de vida...

Un verdadero mosaico de riqueza musical, toda nuestra, en la mesa, en las gargantas de todos los que quisieron entonar, en los oídos de los que quisieron escuchar y en la memoria de todos los que participamos.

Música latinoamericana, verdadera vida,
tonos ya de lamentos o de amores perdidos,
lo mismo que de bravos embates contra lo extraño.
o de sentir profundo por ese amor a la tierra.

A desalambrar, a desalambrar...
que la tierra es nuestra, es tuya y de aquél...
Daniel Viglietti


Yo no canto porque sé,
ni porque mi voz sea buena...
Canción popular mexicana

Eso de jugar a la vida
es algo que a veces duele...
Enrique Ballesté

... él volvió, volvió casado,
ella se murió de amor.
José Martí - Oscar Chávez

...muchas cañas hay en Cuba
pero aquí hay cañas también.
Alonso Marroquín Ibarra

Volver a los diecisiete
después de vivir un siglo...
Violeta Parra

...eran los hombres barbados
de la profecía esperada.
Gabino Palomares

...y todos se entretenían
guitarreando hasta el desvelo.
Atahualpa Yupanqui

Aquí se queda la clara,
la entrañable transparencia...
Carlos Puebla

Voy a cerrar por inventario,
retiro del mostrador la mercancía quedada...
Xulio Formoso

Sol redondo y colorado como una rueda de cobre
a diario me estás mirando, a diario me miras pobre...
Canción revolucionaria mexicana

Sapo de la noche, sapo cancionero
que vives soñando junto a tu laguna...
Hugo Chagra

Y cantamos en ciudades grandes, medianas y chicas, en poblados lejanos, allá en los pobres caseríos, en los llanos, en la sierra, en la selva, en la aridez del norte, en todo rancho. Y seguiremos cantando esa música nuestra, vital y liberadora, de tonadas sentidas que se meten muy dentro con su ritmo, llenas de sabor a tierra y a sol, a mañana fresca, impregnadas de sangre india y mestiza, canciones resultantes de conquistas viejas para reconquistarnos a nosotros mismos.

Mientras tenga cuerdas, mi voz
ha de cantar donde pueda
y si requiere una canción,
présteme nomás la madera
que hermanándome con ella
le daré satisfacción.

No pregunte de 'onde soy
que eso no tiene importancia.
Así como vengo, voy,
sin gustarme la jactancia.
Sígame con la guitarra.
De canto es la noche de hoy.

¡Cantar y cantar y cantar lo nuestro, siempre ha valido la pena!

Alonso Marroquín Ibarra


Latinoamérica - El poder de una canción

Por Chobojo Master - 9 de Enero, 2006, 21:01, Categoría: LETRAS Y GARABATOS

Hablar de Alonso Marroquín Ibarra, es en rigor, hablar de la cultura y de la importancia de su divulgación. Esta ha sido labor permanente de este singular personaje de la Ciudad de México. Defensor de lo propio, promotor de las tradiciones y de la "obligación de no guardar silencio”.

"Todos tenemos algo que decir, que es importante para nosotros y puede importarle a alguien más, No te calles, habla: sólo los temerosos y los sojuzgados, callan"

Miembro fundador del CLETA (Centro Libre de Experimentación Teatral y Artística), recorre América Latina con el Grupo Fantoche para acercar a los “teatreros independientes” y los artistas no alineados. Participa desde los años 70 en publicaciones de nuevos creadores y se convierte en firme defensor de las nuevas formas de expresión. Nada ortodoxo, se vuelve un popular contador de anécdotas de una riqueza excepcional, de las que siempre dice cuando las escribe que… “No son cuentos”. Juega con el doble sentido de la frase, ya que literariamente son relatos, pero siendo hechos verídicos, no es cuento todo lo que nos platica.
De este hacedor de poesía y canciones –ya lo irán conociendo– platicaremos más en posteriores entregas. Sus colaboraciones seguirán enriqueciendo de manera permanente este Blog y con ello podremos tocar algunos puntos de su sensibilidad y compartir con él muchas de nuestras experiencias.

Latinoamérica es una de sus canciones, cantada desde los años 70 en muchos escenarios de México y el continente, en plazas y mercados, en reuniones y rancherías. La razón para incluirla es evidente: ese canto esencial sigue teniendo vigencia, hoy más que nunca.

Master dixit


Latinoamérica

Latinoamérica, continente del sol.
Latinoamérica, continente del sol.

Robó, quemó y mató el conquistador
para mandarle el oro a su emperador.

Latinoamérica, continente del sol.
Latinoamérica, continente del sol.

La tierra hoy la sangra y la rompe el anglosajón
y hay propios que entran también en la destrucción.

Pero hoy somos mestizaje
con el mismo lenguaje,
una sola nación
por la liberación,
con fuerza milenaria
que arranca en las montañas,
crece en cada valle,
y llega al litoral.

Latinoamérica, continente del sol.
Latinoamérica, continente del sol.

Cadenas muy fuertes formamos con nuestra unión
de músculos, sangre, cerebro y corazón.

Señores extraños, su tiempo se terminó,
Latinoamérica empieza otra construcción.

Pues ya somos mestizaje
con el mismo lenguaje,
una sola nación
por su liberación,
con fuerza milenaria
que arrancó en las montañas,
creció en cada valle
y llegó al litoral.

© Alonso Marroquín Ibarra

Nota: Permitida la libre reproducción de la letra de la canción exclusivamente en Internet, con la rigurosa inserción del nombre del autor y esta nota.


¡Ánimas, que no amanezca!

Por Alonso Marroquin Ibarra - 8 de Enero, 2006, 11:35, Categoría: LETRAS Y GARABATOS

Muchas veces a la media mañana me siento nostálgico. Cuántas medias mañanas. Ventaneo o me voy con la letra y tonada de alguna canción; me voy lejos, como queriendo asir algo que no quiero identificar. Me llena esa nostalgia grata y pegajosa que me acaricia a veces todo el día, se adhiere a mi piel, me rasguña también. Me agrada y me duele. Es a media mañana cuando paso revista a mis recuerdos, a mis vivencias, a lo que tengo ahora. Me rasgo por dentro cuando miro la distancia recorrida en mi vida, y es que tanto kilometraje me sorprende a mí mismo.

“Cuando me platicas lo que has hecho, pareciera que el tiempo no coincidiera”. Y a mi mismo me lo parece, aunque reconozco que siempre he sido un caso de alarma para recordar las fechas, me cuesta acomodarlas en el antes o después de. Y aunque el calendario se me dificulte, todo ha sido espantosamente secuencial.

Mi nostalgia implica mi fatal y contrastante falta de acción. La nevada que traigo en la cabeza, cabellera pintada de experiencia y desgaste; los terrenos agrestes vueltos surcos en mi frente  y esa actitud de severidad en mi gesto, que hasta a los adultos muy adultos impone cautela, han influido para imaginarme en varios terrenos. Si deseo aprender más, que siempre faltará demasiado, los demás piensan que debo dedicarme a enseñar; si me urge trabajar en lo que sea y casi por lo que sea, otros opinan que tal o cual puesto, no está a mi nivel. “¿Cómo tú ahí?”

Los tiempos de flirtear ya han pasado, los de conversar escasean, los del trabajo remunerador desaparecieron, los de embeleso y promesas eternas ya no existen. He ahí un conjunto de traviesas circunstancias y de caminos demasiado conocidos, de experiencias repetidas hasta en las telenovelas.

Sin embargo en esas mañanas, algunas nubladas y lluviosas, la nostalgia es mayor por aquello que vendrá y todavía espero: por una vejez sosegada tal vez; por un libro que no ha podido parirse; por canciones de nuevas cuadraturas y tonos; por rostros alegres de algarabía esencial; por la tristeza de lo irremediablemente perdido, de lo anhelado de manera imposible; por los sentimientos prófugos carentes de arraigo, que bueno fuera que se enfermaran de permanencia.

Cuántas nostalgias en esas mañanas que están apenas pasando el amanecer, después de la hermosa curva de la noche; a veces duelen demasiado, son como la carga sutil que poco a poco va pesándole más al burro, hasta que lo tumba.

1
¡Ánimas, que no amanezca!
que no haya mañanas, no más.
¿Por qué pienso en ti, tanto en ti?
¿Por lo que me has dado o por lo que perdí?

2
Tiempo de mis veinte años
tiempo de sueño y tiempo de ave
donde quise tener alas
que me llevaran a cualquier parte.

3
Tiempo de mis veinte años
donde nació la poesía
donde a cambio de tus besos
daba un trozo de mi vida

4
No se entristece el cuervo
por los maíces robados
hiere con su graznido
porque ya no han sembrado

5
En un rincón un arpa rota
y en mis recuerdos
el sonido de sus cuerdas.
De mi nadie se acuerda,
ni de tantos revoleos;
pero de eso estoy hecho
de música, palabra y tiempo.

6
¿Dónde te encontraría
si el mundo era tan grande?
Bueno que al paso del tiempo
caminé tanto por él;
compartimos la alegría y el dolor
hasta que la balanza se equilibró.

He ahí seis nostalgias, que como los conejos bien podrían volverse mil. Alimentan y vacían, llenan y matan. Amor, deseo, angustia, esperanza, querencia. ¡Ánimas, que no amanezca!

Alonso Marroquín Ibarra


Artículos anteriores en Enero del 2006

El Blog

Creative Commons License
Esta obra está bajo una
Licencia de Creative Commons.

Calendario

<<   Enero 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Baja gratis el PDF de:

Baja la versión digital de Toma Todo

Suscríbete a CHOBOJOS


Suscribir con Bloglines

Archivos

Sindicación RSS

Add to Technorati Favorites

BloGalaxia

Directorio de Weblogs

Culture Blogs - Blog Catalog Blog Directory

The House Of Blogs, directorio de blogs

blog search directory

Directory of General Blogs

Casinos

blog rating and reviews

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogarama - The Blog Directory

TopOfBlogs

terrenos

Blog Ping

Alojado en
ZoomBlog